•  |
  •  |
  • END

Desde el momento que Fabio Gadea Mantilla fue lanzado como candidato presidencial sin partido político que lo respaldara, ya era un indicador de las dificultades que tendría en el futuro ante un juego electoral que no tiene reglas claras, lo cual se puede traducir en un “costoso error de cálculo”, opinó ayer el analista político Félix Maradiaga, al examinar la situación del precandidato presidencial de la Unión Nicaragüense por la Esperanza, UNE, quien aún no tiene casilla electoral.

Para el licenciado en Ciencias Políticas, la experiencia dicta que bajo la mano de los actuales magistrados del Consejo Supremo Electoral, CSE, “los resultados electorales serán todo, menos el resultado del azar o de la voluntad popular”.

Según Maradiaga, sea cual sea la casilla que al final decida Gadea, siempre será una situación donde “la posibilidad y la probabilidad de fraude es muy alta”, no importando mucho si Gadea participa como candidato del Partido Liberal Independiente, PLI, con serios conflictos internos, o una Alianza Liberal Nicaragüense, ALN, que carece de credibilidad.

En ese sentido, la situación de las casillas, Maradiaga la compara con un par de “dados cargados” en los juegos de azar.

“Vos sabés que cuando los dados están cargados no importa qué tan hábiles sean los jugadores o cuáles sean sus puntajes o probabilidades matemáticas. Por eso hago esa comparación”, dice Maradiaga, al explicar que la dificultad misma que el candidato ha tenido para encontrar una casilla, desde ya es un indicador de la falta de reglas claras en el “juego electoral”.

Delegados del oficialismo

Por otra parte, el catedrático en Ciencias Políticas es creyente de que en la ALN y en el PLI existen hombres y mujeres de buena voluntad.

“Sin embargo, también hemos observado que hay miembros de esos partidos que son delegados del oficialismo, para ser aguafiestas y para introducir elementos de división que minimicen la probabilidad del candidato de consenso de poder participar con las suficientes garantías”, expresó Maradiaga, sin el ánimo de mencionar nombres que “la opinión pública conoce”.

El analista político recomienda que Gadea decida a lo inmediato una casilla; y por otra parte, reitera que es altamente inusual que surja un candidato de consenso de una coalición, sin que haya sido predeterminada una casilla.

“Lo que estamos viendo es un error de cálculo político de don Fabio, eso hay que decirlo con claridad, porque es obvio que en un país donde lo menos que hay es transparencia, el hecho de no haber asegurado una casilla con antelación es un error que puede ser costoso”, valoró Maradiaga.

ALN está esperando decisiones

El diputado Ramiro Silva aseguró que la Casilla 9 de la Alianza Liberal Nicaragüense, ALN, llena todos los requisitos para ser de Fabio Gadea, pero explica que aún faltaría hacer la consulta a la Junta Directiva del partido y que el creador de los “Cuentos de Pancho Madrigal” se decida.

“Nosotros vamos a esperar un rato para ver cuál es la decisión de Fabio”, dijo el diputado consultado ayer vía telefónica.

Pendientes

Silva recordó que tuvieron una reunión en la oficina de Gadea, donde dejaron pendiente la creación de dos comisiones mixtas.

Aunque Silva asegura que todo está bien en la personalidad jurídica de la ALN, hubo un momento polémico cuando el anterior presidente de ese partido, Eliseo Núñez Hernández, introdujo un Recurso ante el Consejo Supremo Electoral, CSE, para solicitar la representación legal del partido, lo cual generó división en su momento, porque Núñez estaba en pláticas con el Partido Liberal Constitucionalista, PLC.