Sergio Aguirre
  •  |
  •  |
  • END

Un estudio del organismo Transparencia Internacional indica que los países centroamericanos y República Dominicana presentan un incumplimiento del acuerdo para reducir la corrupción, asumido en la cumbre de presidentes realizada en noviembre de 2006, particularmente en ámbitos de acceso a la información pública, protección a denunciantes de actos de corrupción y transparencia en el financiamiento de campañas a los partidos políticos.

Roberto Courtney, Director Ejecutivo del Grupo Cívico Ética y Transparencia, señaló que los 14 puntos asumidos por los mandatarios de la región buscan reducir la corrupción para el año 2010, sin embargo, a la fecha presentan un cumplimiento parcial o nulo.

Transparencia Internacional considera que el principal problema en la falta de cumplimiento es la inexistencia de un organismo de verificación y seguimiento, pues ninguno de los países lo ha establecido.

“Los presidentes centroamericanos acordaron implementar planes nacionales para promover la transparencia en la administración pública. Además, proponer y promover la aprobación --en los casos en que no se haya hecho--, de un marco regulatorio que garantice el libre acceso ciudadano a la información pública en poder de Estado”, indicó Courtney.

Asimismo, los mandatarios convinieron garantizar que las instituciones estatales adopten la rendición de cuentas obligatorias en forma periódica, a fin de visualizar la correcta administración de los recursos por parte de los servidores públicos. Igualmente, acoger las normativas que establezcan un sistema de control para el financiamiento electoral a los partidos políticos.

Los mandatarios acordaron solicitar a las instancias de transparencia y anticorrupción de sus Estados, en coordinación con la Secretaría General del Sistema de Integración Centroamericano, SICA, monitorear la implementación de cada uno de los compromisos asumidos en esa declaración. “En el caso de Nicaragua ese rol lo debería asumir la Procuraduría General de la República”, dijo.


Independencia de poderes pendiente
El estudio de Transparencia Internacional establece que Nicaragua no ha avanzado en nada en lo referente a garantizar la independencia y equilibrio de los Poderes del Estado y la capacidad de los órganos de control.

El informe urge reformar la Ley Electoral, para moderar el costo de las elecciones e imponer el “juego limpio” en el financiamiento de las campañas de los partidos políticos.

El documento subraya que el Poder Judicial debe garantizar la seguridad jurídica de las personas, el desarrollo del país y, por tanto, juega un rol decisivo en materia de anticorrupción. Para Ética y Transparencia, en Nicaragua se debe reglamentar la Ley de Carrera Judicial y el Código de Ética del funcionario del sistema judicial.