•   MANAGUA  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El Partido Liberal Constitucionalista (PLC), afirmó hoy que el gobernante Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) le teme "a un proceso electoral limpio, justo y transparente".

Los liberales señalaron en un comunicado que el presidente Daniel Ortega, cerró ayer "toda posibilidad de permitir la observación electoral nacional e internacional en las elecciones nacionales de noviembre próximo".

El gobernante sandinista expresó anoche en un largo discurso desde la Plaza de la Revolución, en Managua, donde rindió un informe sobre su gestión y que fue transmitido por cadena obligada de radio y televisión, que no quiere "más intervenciones en nuestras elecciones".

"Estamos cansados de intervenciones. Si quieren venir (observadores extranjeros) a acompañarnos, que nos acompañen, pero no queremos controladores de nuestras elecciones", señaló Ortega.

Ya hay campañas electorales
Según los liberales, que son dirigidos por el ex mandatario Arnoldo Alemán (1997-2002), que aspira a la Presidencia en esos comicios, con esa posición los sandinistas evidencian "su temor a un proceso electoral limpio, justo y transparente para todos".

Ortega, que ayer inició el quinto y último año de su mandato, consideró que "los mejores observadores" serán los representantes que tendrán las fuerzas políticas en cada una de las mesas de votación.

"El mejor controlador será el pueblo de Nicaragua", agregó el líder sandinista, quien confió en que este año sabrán "llevar adelante estas elecciones".

Observó que en la práctica ya ha arrancado la campaña electoral, pese a que todavía no ha sido oficializado por el Poder Electoral.

Constitución no permite la reelección
En esas elecciones, pese a que la Constitución no lo permite, el presidente Ortega puede ser candidato por los sandinistas gracias a una sentencia de los magistrados oficialistas de la Corte Suprema de Justicia (CSJ), que declararon legal un fallo que habilita al mandatario para aspirar a su reelección.

Esa sentencia ratificó un fallo de la Sala Constitucional que, en octubre de 2009, declaró inaplicable el artículo constitucional que prohíbe la reelección presidencial continua y limita a dos el número de mandatos.

Ese fallo fue dictado de manera expedita por la Sala Constitucional en una sesión celebrada en ausencia de los magistrados opositores, que fueron sustituidos por suplentes sandinistas de otra sala.

Ortega, que está en su segundo mandato (2007-2012), gobernó Nicaragua por primera vez de 1984 a 1990. Además del ex presidente Alemán, aspira a la Presidencia el empresario de radio y diputado ante el Parlamento Centroamericano (Parlacen), Fabio Gadea Mantilla, por una coalición de partidos opositores.

Alemán y Gadea Mantilla, además de militar en el mismo colectivo, son consuegros. Sin embargo, aspiran, por separado, conquistar el voto opositor.

Nicaragua elegirá el 6 de noviembre próximo a un nuevo presidente y a un vicepresidente, y a 90 diputados ante la Asamblea Nacional y 20 ante el Parlacen.