•  |
  •  |
  • END

Según el gobierno, a través de Migración y Extranjería, Alberto Boschi sigue siendo un extranjero ilegal con visa turística y vencida desde el 23 de septiembre del año pasado, pero él lo niega y asegura que seguirá luchando por la restitución de su derecho como ciudadano nicaragüense.

Boschi, el misionero italiano que adoptó nuestra nacionalidad, de la que fue despojada el año pasado tras haber corrido como candidato a alcalde de Ciudad Sandino, dijo que a pesar de su aspecto y su acento, es todo un pinolero que hizo de Nicaragua su hogar con su esposa desde 2005, y una hija nacida aquí, para ayudar a los niños en la educación formal y a la comunidad.

“Fui despojado de mi nacionalidad injustamente por razones de tipo político. Sigo en la lucha por recuperarla, pero para eso necesito la copia de la sentencia de 2008, cuando se me condenó injustamente a un año de cárcel, pero recuperé la libertad por una amnistía proporcionada por la Asamblea Nacional, sin embargo, no me lo quieren dar. Es una forma de obstaculizar las acciones legales que emprendo”, alegó.

Su madre enferma en Italia y no puede salir

Dijo que a pesar de haber sido atacado por un grupo afín al partido de gobierno e interponer la denuncia en la Policía Nacional, al final él fue acusado y condenado por supuestamente inducir a la violencia en contra de Antenor Peña, entonces periodista de un canal oficialita. La sentencia pasó del juez Celso Urbina al de Apelación y de éste al Juez de Sentencias, pero actualmente no se sabe dónde está el fólder de los documentos.

Aún así, trata de continuar su vida, pero pagó por un pasaporte desde 2008, pero nunca se lo entregaron e igual pagó para sacar su record policial, pero para eso necesita la cédula original quitada por Migración.

“En la actualidad mi mamá está enferma en Italia, pero no puedo salir del país, porque no me permitirían ingresar. Esto es complicado y difícil, pero seguimos en la lucha social”, expresó Boschi, quien decidió quedarse en Nicaragua desde 1994, fundó la Misión Católica Internacional y la escuela Lorenzo Milani.
Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus