• |
  • |

Los cables filtrados por WikiLeaks continúan develando la otra cara de la política exterior del gobierno que preside Daniel Ortega. Una comunicación enviada desde la embajada estadounidense en Trípoli revela que Ortega viajó a Libia en diciembre de 2008 para solicitarle dinero a Muammar Al-Gaddafi, pero no consiguió su cometido.


La información fue publicada en el londinense The Telegraph bajo el título “Ortega no obtuve dinares ni pesos de Al- Gaddafi” en la edición del 31 de enero y se basa en un cable con fecha del 4 de enero de 2009.


Según el cable, Ortega se reunió con el líder libio con el propósito de conseguir dinero en efectivo para su proyecto político. El cable agrega que el mandatario se reunió durante tres ocasiones sin lograr su propósito.


“La visita de cuatro días del presidente Daniel Ortega a Libia fue ‘muy simbólica y pareció estar fuertemente motivada por la necesidad de asistencia financiera’, detalla el cable filtrado por WikiLeaks.

Llegó “a llorar en su hombro”

Ortega también buscó a posibles inversores, entre ellos dirigentes de Libia como el jefe del staff de Al-Gaddafi, Bashir Saleh, a quienes les propuso invertir en la construcción de un canal interoceánico y en otros proyectos relacionados a agua potable y alcantarillados.


“Al-Gadhafi se quejó de que Ortega llegó sobre todo ‘a llorar en su hombro’ y a extender su mano para recibir contribución, pero sus aspiraciones de recibir una inyección de cash aparentemente no fueron satisfechas”, señaló el cable diplomático.


La visita de Ortega –agrega el cable- ilustra una Libia más pragmática enfocada en las relaciones fuera de su esfera de influencia.
Ortega también visitó Libia en junio de 2007 durante una gira que lo llevó a Senegal Argelia, Irán y Cuba. En esa gira el presidente viajó a bordo de un avión Boeing 707, facilitado por Al Gadafi y estuvo acompañado por su esposa, Rosario Murillo, sus hijos, funcionarios del gobierno y altos miembros del Ejército y de la Policía.