•  |
  •  |

Este año se espera la más “violatoria” y “sucia” campaña electoral, que nadie va a regular ni sancionar, porque “el fiscal electoral, Armando Juárez, que es quien tendría que hacerlo y está parcializado con el partido de gobierno”.


Esa es la opinión de opositores políticos y personajes de la sociedad civil, quienes consideran que los rótulos gubernamentales, con niños induciendo a votar, son una partícula de todas las violaciones que hace y hará el partido de gobierno durante este año electoral.


El artículo 67 de la Ley 287 del Código de la Niñez y la Adolescencia prohíbe “a las agencias de publicidad y propietarios de medios y a sus trabajadores, difundir mensajes publicitarios de tipo comercial, político o de otra índole que utilicen a las niñas, niños y adolescentes, a través de cualquier medio de comunicación social, que inciten al uso de drogas, tabaco, prostitución y pornografía infantil, alcohol que exalten al vicio o irrespeten su dignidad”.


Aunque este artículo no especifica la utilización de imágenes de la niñez con fines partidarios, la vocera de la Coordinadora Civil, CC, Luisa Molina, explica que no deja de ser cuestionable la “manipulación de la imagen de las niñas y los niños, utilizados para inducir al voto”.


Nicaragua viola los derechos de los niños y las niñas
“El hecho de que los saquen (a los niños) en cualquier propaganda gráfica, en cualquier campaña o en cualquier panfleto, eso no quiere decir que sea correcto, es totalmente incorrecto la utilización de la imagen de los niños”, agregó Molina, a la vez que dijo que Nicaragua es un país que viola los derechos de los niños en muchos sentidos.


La vocera de la CC valora que en Nicaragua es muy difícil que se aplique una sanción por la manipulación que se está haciendo con las imágenes de la niñez, porque las instancias están parcializadas con el FSLN y el fiscal electoral Armando Juárez, ni siquiera cuestiona la propaganda orteguista en los centros escolares y en las instituciones públicas.


De igual forma opinó la diputada María Eugenia Sequeira, quien también recordó que estamos ante un Presidente que viola abiertamente la Constitución Política con su intención de reelegirse en el cargo, así que después de eso todo el proceso estará viciado y sin credibilidad.


La diputada Sequeira dijo que la Comisión de la Mujer, Niñez y Juventud de la Asamblea Nacional y el Ministerio de la Familia deberían revisar esos casos, para ver qué medidas se toman en esta próxima campaña electoral.

Se puede recurrir a instancias judiciales
El especialista en temas electorales, Harry Chávez, explicó que una denuncia relacionada con la manipulación de la imagen de los niños y niñas no puede ser llevada ante el Fiscal Electoral, porque la Ley 331 no contempla esa prohibición, pero si puede ser llevada a una instancia judicial, aunque reconoció que es otra institución parcializada con el Gobierno.

 

---------------------------------------------------------------------------------------------

Procuraduría: antes sí, ahora no

Rafael Lara

No es la primera vez que los políticos manipulan las imágenes de la niñez para sus fines partidarios. En la contienda electoral de 2001, el conservador, Noel Vidaurre fue criticado por su spot propagandístico donde media docena de niños corean sus virtudes.


En ese entonces, la Procuraduría en Defensa de los Derechos Humanos, PDDH, se pronunció contra esta práctica haciendo un llamado a adoptar medidas de autorregulación, para evitar la difusión de imágenes de menores de edad en la propaganda proselitista.


Sin embargo, EL NUEVO DIARIO solicitó su valoración a la Procuradora de la Niñez, Norma Moreno, y vía telefónica dijo estar en un seminario y no podía atender hasta después de las 1 de la tarde. Posteriormente el teléfono sólo tenía la contestadora y no regresó las llamadas. En tanto, se buscó al procurador de participación ciudadana, Sixto Ulloa, pero dijeron que estaba fuera de la institución. Asimismo, se solicitó entrevista con el fiscal especial electoral Armando Juárez, y tampoco estaba a disposición.


Niños y niñas no tienen criterio partidario
Mientras tanto el doctor Gonzalo Carrión, Director del área jurídica del Cenidh, consideró que la utilización de la niñez y sus imágenes en la propaganda electoral no es ético ni moral, ya que los niños a temprana edad no tienen un criterio partidario y, aunque no pueden votar hasta los 16 años, son fácilmente manipulables desde su infancia, lo que no es correcto.

Utilización de fondos públicos
Indicó que al igual que esto es reprochable la utilización de fondos públicos para la instalación de los mega-rótulos que por ley electoral, los partidos deben dar cuenta de la procedencia de los fondos, so pena de sanciones, según los capítulos IV y V de la Ley Electoral.


“De comprobarse la violación a las leyes electorales, el partido que incurre en esto el artículo 175 de dicha ley señala que podrían ser sancionados con uno a dos años de arresto, o según el 177 el partido político podría perder su personería jurídica y se cancelaría la inscripción de su candidato. El gran problema es que los partidos de oposición están ciegos a las violaciones electorales y no existe ninguna denuncia al respecto”, alegó el doctor Carrión.