•  |
  •  |

Lejos de serenar las aguas en lo interno del Partido Liberal Independiente, PLI, el Consejo Supremo Electoral, CSE, agitó las olas de la discordia por la representatividad del partido que hoy sus dirigentes se arrogan cada uno por su lado. Por una parte, Pedro Reyes Vallejos, en su calidad de vocero de uno de los PLI, señaló que la resolución del CSE “no es para Indalecio Rodríguez”, sino el reconocimiento del Comité Ejecutivo Nacional, CEN, electo mediante Asamblea Delegataria realizada el 24 de octubre de 2010.

 

Según Reyes Vallejos, la resolución del CSE no sólo reconoce que el presidente del PLI es Indalecio Rodríguez Alaniz, sino que, además, el vicepresidente del partido es Rolling Belmar Tobie Forbes, miembro de la fracción a la que pertenece Reyes Vallejos y quienes se oponen a una alianza con el Movimiento Vamos con Eduardo.

Recurren de Aclaración
Tobie Forbes, en su calidad de vicepresidente del PLI interpuso ayer ante el CSE un “recurso de reforma, aclaración y ampliación”, de la resolución del 8 de febrero del año en curso.


“El Consejo Supremo Electoral ha dado una resolución mixta. De los ocho puntos que comprenden las resultas, 5 se los dan a nuestro grupo, uno al de Indalecio, uno a Valmore Valladares, y el último al del grupo de José Venancio Berríos; es decir la mayor parte del contenido es documentación y análisis sobre nuestra posición”, dijo Reyes Vallejos.


“La resolución del CSE reconoce lo realizado por la Asamblea Delegataria en octubre de 2010 y manda a Indalecio Rodríguez a llamar a la Convención o a una Delegataria para que dirima (decida) sobre lo que está actualmente y que lo resolvamos nosotros”, dijo Reyes Vallejos.

Más patas al gato
Sin embargo, Reyes dijo que la resolución contiene “tres imprecisiones”, una de las cuales consiste en que el documento manda a reunirse a la correspondiente Convención Nacional y no dice cuál es esa correspondiente Convención Nacional. “Así que vamos a pedirle al CSE que nos aclare a cuál Convención Nacional se refiere”, explicó.


A juicio de Reyes, el problema radica en la manera en que Indalecio Rodríguez quiere manejar el partido, es decir, como si fuera de su propiedad. “El partido se maneja de manera colegiada”, señaló Reyes Vallejos.


Por otra parte, Reyes asegura que en la resolución, el CSE manda a Indalecio Rodríguez a convocar a la Convención Nacional o a la Asamblea Delegataria, “y don Indalecio no tiene esa facultad, porque el artículo 38, inciso I, de los estatutos dice que eso es facultad del Comité Ejecutivo Nacional”.


El temor de Reyes
El temor de Reyes es que con la resolución, Rodríguez convoque a la Convención o Delegataria que su grupo, junto con la gente de Vamos con Eduardo, conformaron, y dejar fuera a las demás fracciones involucradas. Pese a las diferencias, Reyes Vallejos se mostró anuente a llegar a un arreglo con el grupo de Indalecio Rodríguez, pero por las vías legales y realización de la Convención Nacional o Delegatario “a como debe ser y con lo que decida el Comité Ejecutivo Nacional conformado el 24 de octubre de 2010”.

Martínez Cole insatisfecho
Por su parte, el secretario nacional del PLI, -reconocido por el CSE-, Adolfo Martínez Cole, y miembro del grupo de Indalecio Rodríguez, señaló que la resolución no les satisface totalmente a lo que aspiraban. “Nos mandan a dirimir una litis, lo cual significa que nos manda a una situación anterior”, dijo.
Pese a esto, Martínez Cole dijo no estar preocupado, “pues estamos preparados para realizar una convención, pero nos preocupa que no todos tengamos la misma voluntad y flexibilidad para superar esta litis”.


Igual que Pedro Reyes Vallejos, Indalecio Rodríguez considera que la resolución del CSE “contiene contradicciones”, pues en los considerando del documento el CSE da por un hecho de que la litis está resuelta, luego de que las partes retiraron sus “disentimientos e impugnaciones” correspondientes, algo que para Rodríguez no está claro, pues por otro lado manda a resolver la controversia en una Convención.