•  |
  •  |

La Comisión de Educación de la Asamblea Nacional elaboró ayer su plan de trabajo para dictaminar y aprobar los proyectos de ley pendientes en los próximos seis meses, pues reconocieron que por ser  2011 un año electoral, será muy difícil que haya plenario en el segundo semestre.


El presidente de dicha comisión, diputado Mario Valle, mencionó que entre los puntos pendientes está regular los costos de los aranceles que cobran universidades públicas y privadas por los trámites de culminación de estudios, pues aseguró que “hay cobros excesivos que han dado como resultado que miles de estudiantes no logren obtener sus títulos”.

El veto al CNEA

La diputada Irma Dávila reconoció que ese “es un problema muy sentido por la población nicaragüense”, pero aclaró, que en sus consultas con las universidades no van a imponer aranceles, sino que van a procurar un diálogo para que los mismos sean consensuados.


“La idea es trabajar este tema con mucha madurez, con mucha responsabilidad, pero buscando el beneficio de estos miles de estudiantes que no han podido obtener su título”, dijo.


Otra de las prioridades para este primer semestre, según Valle, es “resolver” el veto parcial presidencial a la Ley Creadora del Consejo Nacional de Evaluación y Acreditación, CNEA. El mandatario vetó parcialmente dicha ley en noviembre de 2009, tras las protestas del Consejo Nacional de Universidades, CNU, porque le suprimía todas sus funciones, entre ellas la de acreditar nuevos centros de estudios superiores.