•   Bogotá / EFE  |
  •  |
  •  |

El secretario general de la Organización de Estados Americanos, OEA, José Miguel Insulza, dijo ayer en Bogotá que la democracia debe poner límite a la tendencia a las reelecciones sucesivas en América Latina.


“La democracia, por la naturaleza humana, requiere límites”, puntualizó Insulza tras señalar que el continente afronta un problema de gobernabilidad democrática.


El secretario general de la OEA reconoció que en la región existe “una clara debilidad muy fuerte de las instituciones”, entre ellas la de la Presidencia.

 

Tendencia a poderes individuales
Hay una tendencia a “cambiar demasiado por los gobiernos individuales”, agregó el diplomático, sin hacer mención a casos particulares.


“El poder tiene que ser repartido”, defendió, al agregar que también observa “una tendencia a la concentración del poder, muy complicada”.


 Además, hay una tendencia al debilitamiento de las instituciones que ejercen el control de la sociedad, y dificultades para el ejercicio de la ciudadanía y la violencia, como el abuso de poder y amenazas a la prensa, agregó.


Período positivo
“Sin embargo, insisto en pensar que (en América) estamos en un período democrático bastante positivo”, reconoció Insulza, que viajó a Bogotá por invitación del diario El Tiempo, para participar un foro conmemorativo del centenario de esta publicación.
Insulza habló del futuro de la democracia e intercambió sus impresiones con el ex vicepresidente nicaragüense y escritor Sergio Ramírez, y el experto estadounidense Michael Schifter, Presidente de la organización Diálogo Interamericano.


Ramírez hizo énfasis en procesos políticos como el del socialismo democrático que se ha abierto paso en algunos países latinoamericanos, y opinó que esta tendencia se vuelve antidemocrática y se corresponde más con “utopías regresivas”.
En tanto, Shifter resaltó fenómenos electorales como el del movimiento indígena boliviano, que consideró muy alentador y la llegada o la búsqueda del poder presidencial por parte de la mujer. “Son tendencias que no se veían hace veinte años”, subrayó el experto.