•  |
  •  |

El partido Unión Demócrata Cristiana, UDC, podría definir hoy si renovará su alianza con el Frente Sandinista de Liberación Nacional, FSLN, o cambiará a su aliado para los próximos tres procesos electorales, sin embargo, su presidente Agustín Jarquín Anaya adelantó que personalmente prefiere la primera opción, mientras que la secretaria de organización, Susana Ferrey, afirmó que la mayoría de sus miembros también se inclinan por esa.


La UDC realizará hoy un directorio, donde está previsto revisar los estatutos del partido y elaborar un escrito sobre su ideología, aunque Ferrey dijo que podrían externarse criterios sobre la alianza. Jarquín Anaya, por su parte, expresó que a él le gustaría que en la reunión quedara definido ese aspecto.


El diputado argumentó su posición señalando que el FSLN garantiza que el país se enrumbe para que en 2021 la población tenga una mejor calidad de vida a nivel centroamericano, resolviendo sus necesidades básicas, aprovechando los recursos naturales, propiciando un crecimiento económico entre el 8 y el 10 por ciento y atrayendo la inversión con la infraestructura de servicios, la certidumbre política y la seguridad jurídica.

Antireelección pero…
Por ello, señaló que la UDC busca una alianza para los próximos tres procesos electorales: las elecciones nacionales de este año, las municipales de 2012 y las regionales de 2013.


En un directorio que tuvieron en noviembre de 2010, representantes de la UDC—que es aliada del Frente Sandinista desde las elecciones nacionales de 1996—afirmaron que habían abierto un proceso de “reflexión” para definir a qué agrupación política se aliarían.


En esa ocasión Jarquín Anaya dijo que la alianza con el FSLN no funcionaba a nivel de nación, sino que sólo en la Asamblea Nacional a través de su diputación. Además, el secretario general del partido, Valentín Ruiz León, dijo que la democracia cristiana en Nicaragua era totalmente antireelección.