•  |
  •  |

Los cuatro jóvenes que fueron detenidos y agredidos el miércoles por su intento de protestar y tirar huevos frente a las instalaciones del Poder Judicial, regresaron ayer al mismo lugar y lanzaron una cajilla de huevos, uno por uno, contra las paredes del edificio estatal, para expresar su rechazo a la complicidad de los magistrados con el partido de gobierno, para anular ilegalmente el artículo 147 de la Constitución Política, que prohíbe la reelección del presidente Daniel Ortega.


Mientras tanto, dos de los oficiales que fueron los protagonistas de la agresión, esta vez sólo observaron el acto, aunque el comisionado mayor, jefe de seguridad personal, Fabio Guevara Gutiérrez, aparentemente inquieto, hablaba y hablaba por teléfono mientras los jóvenes lanzaban los huevos.


El Centro Nicaragüense de Derechos Humanos, Cenidh, condenó la agresión de la que fueron víctimas jóvenes. La doctora Vilma Núñez, Presidenta del Cenidh, señaló que esto es parte de las acciones dictatoriales gubernamentales, atacando a los jóvenes activistas, antes que llegaran al portón de la Corte Suprema de Justicia e iniciaran su protesta en contra de la reelección inconstitucional del actual mandatario, Daniel Ortega.


“El miércoles quedó en evidencia que se reprime por la simple intención de hacer una protesta pacífica”, dijo la doctora Núñez.

¡No a la reelección!”

Los jóvenes también lanzaron morteros y quemaron propaganda del partido de gobierno, mientras gritaban: “¡Dictadura No, Democracia Sí! ¡No a la reelección!”.


Jairo Contreras --quien el miércoles fue esposado y llevado a la Estación VI de la Policía de Managua, junto a otros de sus compañeros-- manifestó que van a seguir protestando y tirando huevos frente a otras instituciones estatales, para dejar en claro que no quieren la reelección del presidente Ortega.

Van por las casa de los partidos

También advirtió que visitarán las casas de los partidos políticos, para demandar la unidad con vistas a las próximas elecciones nacionales, que se realizarán el 6 de noviembre.


Por otra parte, al comisionado mayor Fabio Guevara se le preguntó por qué ayer (el miércoles) reprimieron la protesta y hoy (ayer) los dejaron hasta tirar morteros, a lo cual el oficial contestó en voz muy baja que “mejor” hablaran con los encargados de Relaciones Públicas, “porque allí le van a dar toda la información”, dijo, dejando una interrogante del porqué ayer sí agredieron, y hoy sólo observaron.


También se intentó hablar con los magistrados de la Corte Suprema de Justicia, CSJ, para conocer su opinión sobre los acontecimientos del miércoles y la demanda de los reclamantes, sin embargo, a la oficina de prensa nunca llegó el encargado, Roberto Larios.

Pide explicación a Policía
La Presidenta del Cenidh, doctora Vilma Núñez pidió una explicación acerca del actuar de la Policía a la primera comisionada  Aminta Granera, para que actúe en estricto apego a lo establecido en las leyes, para consolidar la institucionalidad y el profesionalismo del cuerpo. Así mismo, pidió a la población nicaragüense defender el derecho a la libertad de expresión y a la libertad de manifestación, consagrados en la Constitución Política.


También criticó el doble discurso del presidente Ortega, quien luego de la represión dijo reconoció el derecho a protestar, y que ahora no existen agresiones contra quienes tratan de expresar su opinión.


Indicó que si bien ayer los jóvenes de Rejudin regresaron a los portones de la CSJ y la Policía permitió la protesta, el mensaje está dado no sólo a ellos sino a toda la población.