•  |
  •  |

La reducción presupuestaria que afectará al organismo de observación electoral Ética y Transparencia, EYT, ante el retiro de 18 millones de dólares de cooperación danesa, será de medio millón de dólares, reveló ayer en conferencia de prensa el director ejecutivo de ese organismo, Roberto Courtney.


Sin embargo, aun así reiteró su decisión de observar las elecciones presidenciales y parlamentarias, sin la acreditación que les niega el Consejo Supremo Electoral, CSE, y sin la cooperación danesa que también estaba orientada a proyectos de seguridad ciudadana y de desarrollo en la región del Caribe Norte que es la más pobre de Nicaragua.


Ayer en conferencia de prensa, Courtney manifestó que desde hace tiempo habían renunciado a la idea de la cooperación danesa, porque no querían que el conflicto de los fondos que se destinaban a EyT, fueran un obstáculo para la cooperación destinada a los proyectos de desarrollo social.

Habían renunciado a fondos
“Cuando Dinamarca nos planteó la situación de que el Gobierno no estaba dispuesto a firmar, y que el pegón parecía ser el financiamiento a los organismos de observación electoral y en particular a EyT, nosotros le dijimos al Embajador de Dinamarca que con mucho gusto renunciábamos a ese apoyo para la observación, con tal de que estos fondos pudieran estar disponibles para los otros proyectos”, dijo Courtney, haciendo alusión a una reunión con el Embajador.

Primero el Gobierno recibe su tajada

Courtney también explicó que EyT sólo recibe fondos con la condición de que primero el Gobierno reciba una “tajada” para los proyectos sociales. Es decir, que la cooperación extranjera que recibe EyT siempre lleva la firma de aceptación del Gobierno.


“Todos nuestros cooperantes colaboran directamente con el gobierno de forma fundamental y de forma prioritaria”, manifestó.


Sin embargo, Courtney dijo que “entre más obstáculos encuentre la observación nacional, más claros están de que la observación es necesaria” y aseguró que hay muchos ciudadanos con “voluntad” dispuestos a colaborar en el proceso de observación sin fines de lucro.


Explicó que ya estaban preparados para estas limitaciones, y tienen un fondo en el banco de 500 mil dólares para el proceso de observación. También manifestó que ya habían invertido otra parte de los fondos que les había destinado Dinamarca para habilitar las instalaciones de EyT, previendo la actual situación. EyT también cuenta con fondos de Finlandia, Luxemburgo y Estados Unidos.