•   Managua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Una manifestación contra el fraude y la reelección, que pretendía protestar frente al Consejo Supremo Electora, CSE, se encontró con un cordón policial que les detuvo el paso desde el costado oeste del centro comercial Metrocentro, porque los orteguistas realizarán esta tarde el congreso departamental del Frente Sandinista de Liberación Nacional, FSLN, justamente frente al cuestionado Poder Electoral.

Pero los oficiales de la Policía Nacional no sólo están deteniendo el paso de los manifestantes, sino también de los transeúntes particulares. Ni siquiera a una joven que explicó que vive en las inmediaciones de Metrocentro dejaron pasar, por más que ella insistió.

Una señora de edad avanzada también les explicó que quería pasar por la avenida de Metrocentro, para ir a esperar la ruta frente a la Universidad Evangélica, porque tenía que viajar hasta un hospital capitalino a dejarle comida a su hijo enfermo, pero los policías le recomendaron ir a dar la vuelta a Tiscapa.
 
Amenazan a reportero gráfico de END
Incluso el reportero gráfico de EL NUEVO DIARIO, Lisandro Roque, fue amenazado por un oficial cuando estaba haciendo su trabajo. “Aunque seas periodista no vamos a responder”, le dijo el jefe de la Estación V de la Policía Nacional, Sergio Gutiérrez, al fotógrafo, cuando éste traspasó el cordón policial para hacer su trabajo.

Lo que la Policía protege con celo es la realización del congreso departamental del FSLN, que será esta tarde frente al CSE, ubicado contiguo al centro comercial Metrocentro. Allí se encuentran instalas ya centenares de sillas, con cubiertas blancas, para la realización del congresillo.

Los manifestantes que esta mañana intentaron llegar hasta el CSE, son miembros de diferentes organizaciones de la sociedad civil, que en conjunto integran el Movimiento Contra el Fraude y la Reelección.

Los protestantes leyeron un pronunciamiento frente al cordón policial, donde explican que “Daniel Ortega no puede, legalmente, ser nuevamente candidato por su partido para las elecciones 2011. Esta doblemente impedido por la Carta Magna”.

“Su autoproclamación lo convierte en delincuente, y si el CSE lo inscribe, sus magistrados igualmente lo serán, como ya lo son los magistrados de la Corte Suprema de Ortega, que con una resolución espuria lo quieren revestir de legalidad. Lo que empieza viciado, termina corrupto, y jamás se podrá legitimar”, manifiesta el pronunciamiento respaldado por los movimientos políticos Movimiento Renovador Sandinista, y el Movimiento Por el Rescate Sandinista.