•  |
  •  |

El precandidato presidencial por la Unidad Nicaragüense por la Esperanza, UNE, Fabio Gadea Mantilla, anunciará hoy a su compañero de fórmula; sin embargo, en una conferencia de prensa que brindó ayer dejó entrever que será el dirigente del Movimiento Renovador Sandinista, MRS, Edmundo Jarquín.


El empresario radial evadió contestar si son ciertas las versiones que indican que el candidato a vicepresidente de la UNE será Jarquín, pero luego, al hacerle ver que algunos políticos opinan que la candidatura de éste sólo restará votos a UNE, Gadea expresó categóricamente que “es un hombre de primera línea”.


“Mundo Jarquín trae votos independientes, trae votos sandinistas y trae votos liberales y es un hombre de primera línea, de calidad”, afirmó. “Si yo me muriera, tengan ustedes la seguridad que el Presidente que va a quedar va a ser de primerísima calidad, yo no voy a estar jugando con la República, voy a poner a alguien que sea mejor que yo todavía”, agregó.


Respaldo de socialcristianos
Gadea Mantilla recibió ayer el respaldo de un movimiento de socialcristianos, integrado por nicaragüenses que viven en el extranjero, principalmente en Guatemala y Estados Unidos.


Entre los miembros de ese movimiento se nombró a: Guillermo Córdoba Rivas, Erick Ramírez, Adán Fletes Valle, Henry Benavides, Julio César Bautes, Alejandro Frixione, Norman Caldera, José Dávila Membreño y Mauricio Díaz, aunque este último acompaña a Gadea desde el anuncio de su precandidatura.

Ojos del mundo sobre Nicaragua
El integrante del movimiento socialcristiano que dio ayer su respaldo al precandidato presidencial de UNE, José Dávila Membreño, aseguró que aunque el Gobierno del presidente Daniel Ortega se niega acreditar a la observación electoral para los comicios de este año, la comunidad internacional ya ha señalado cuatro aspectos que vician el proceso electoral.


“La candidatura ilegal (de Ortega), el uso y abuso de los bienes y servicios del Estado para hacer proselitismo y clientelismo electoral a favor del Frente Sandinista, la entrega de cédulas sectariamente y las limitaciones, torpedeos y acoso a la libertad de expresión”, apuntó Dávila, quien reside en Guatemala.
“No puede haber una elección libre, transparente y participativa si se arremete contra la libertad de expresión”, advirtió.