•  |
  •  |

El rector de la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua, UNAN-León, Róger Gurdián Vijil, fue oficialmente nombrado jefe de campaña del Frente Sandinista de Liberación Nacional, FSLN, en el departamento de León. Su figura fue el centro de atención en el congreso departamental, el pasado domingo.


“Me siento orgulloso y satisfecho por el nombramiento, tengo a mi cargo un compromiso que asumo con humildad y mucha responsabilidad, no sólo es un compromiso personal, sino como militante, porque además es un honor por las tareas que yo he cumplido con el partido”, afirmó Gurdián Vijil.


Según el rector, las críticas que reciba de adversarios políticos o sectores vinculados al acontecer universitario, le tienen sin cuidado. Considera que habrá quienes le critiquen pero hay más entre quienes lo respaldan.

Sorpresa y reacciones
Mientras el ex rector de esa Alma Mater, Ernesto Medina Sandino, y el presidente de la Asociación de Trabajadores Docentes (ATD), y del Sindicato de Profesionales de la Educación Superior (Siproes), UNAN-León, Arnoldo Toruño, reaccionaron sorprendidos, y consideraron desafortunada la decisión adoptada por Gurdián. Toruño instó al rector Gurdián a que revise tal decisión, pues la considera perjudicial para la  universidad.


“Esta situación tiende a agravar el aspecto que se le ha dado a esta institución, que se le ha criticado por el cariz partidario que es totalmente desafortunado y en contra de los estatutos de la universidad”, señaló Toruño, quien considera que la doble función de trabajo que tendrá Gurdián no es compatible con el carácter plural de la Universidad cuando él, está a favor de un partido político.
 
Comprometería seriamente la autonomía universitaria

Medina señala que con ello afectaría gravemente la autonomía como el bien más presiado de la educación superior. Afirmó que a pesar del reconocimiento y el respeto a la militancia de Gurdián, por el cargo que desempeña, debería distanciarse de la política partidaria, dedicarse de lleno o renunciar a su cargo de rector.


“¿De verdad?, preguntó sorprendido Medina. “De ser cierto, yo sinceramente lo lamentaría y haría un llamado al rector a que por el cargo que tiene debería distanciarse de cualquier actividad partidaria directa… si él quiere hacer vida política partidaria debería dedicarse de lleno y no mezclar las dos cosas”, consideró Medina.


Gurdián argumenta que la UNAN-León tiene arraigo por su participación activa en la revolución. Medina considera que no se puede valorar la historia de una institución que cumplirá 200 años en 2012 por los sucesos de apenas 30. Según él, sería desconocer la riqueza de la historia de una universidad que siempre ha estado a la vanguardia de las luchas libertarias a lo largo de la historia de Nicaragua.