•   MANAGUA  |
  •  |
  •  |

El precandidato presidencial Fabio Gadea Mantilla, presentó oficialmente como su fórmula presidencial al miembro del Movimiento Renovador Sandinista, MRS, Edmundo Jarquín, pero antes mencionó que hubiese querido que su vice fuera una mujer, sin embargo, en quienes pensó no pudieron aceptar, dijo sin mencionar nombres.

En su discurso de aceptación, Jarquín manifestó estar claro de que la candidatura del presidente Daniel Ortega es “absolutamente ilegal e ilegitima” y que si el Consejo Supremo Electoral, CSE, la inscribe estaría en una “abierta violación a la Constitución Política”, por eso explicó que la participación de la Unidad Nicaragüense por la Esperanza, UNE, en las elecciones es “bajo protesta”.

“Lo hacemos porque queremos dar al pueblo la opción civilizada de aplastar a Ortega con votos. Estamos convencidos que sacaremos a Ortega una ventaja tan grande, que no habrá fraude posible, por más que lo intenten. Lo hacemos también porque somos respetuosos de los plazos constitucionales, y que haya elecciones el próximo mes de noviembre es un mandato constitucional”, expresó Jarquín, quien fue candidato presidencial del MRS, en las elecciones de 2006.


“Ortega no podrá evitar la observación ciudadana”
También dijo que “podrán no estar los ojos de la observación internacional, pero Ortega no podrá impedir los ojos, la voluntad y la decisión de los nicaragüenses”.

En un mensaje dirigido a la Policía Nacional y al Ejército, expresó estar convencido de que estas entidades “no dejarán que sean las balas las que decidan qué es lo que los nicaragüenses queremos o no queremos”.

“Estoy seguro que nuestras fuerzas armadas y la policía no quieren ver en el horroroso espejo de algunos países del norte de África”, agregó Edmundo Jarquín, quien renunció a su cargo de coordinador del MRS, para asumir la candidatura a vicepresidente.