•  |
  •  |

Algunos de los manifestantes que participaron el lunes en la protesta realizada en frente de la sede del Partido Liberal Constitucionalista, PLC -380, explicaron que los jóvenes que portaban morteros eran desconocidos que se “colaron” y que incluso tuvieron un altercado con ellos por el uso de esos artefactos.


Diedrich Carrasco, representante del organismo Juventud por la Democracia de Nicaragua, Judenic, explicó que en la protesta habían diferentes representantes de organizaciones ciudadanas y juveniles, por lo cual todos pensaban que estos muchachos habían sido llevados por alguno de los grupos, aunque en realidad después se dieron cuenta que nadie los conocía.

Una cabeza de chancho y doce huevos

Carrasco también defendió la protesta que terminó en confrontación con simpatizantes del PLC, porque explicó que una cabeza de chancho y una docena de huevos no es nada a la par del daño que le ha hecho el ex presidente de Nicaragua, Arnoldo Alemán, al país, con su “corrupción, desfalcos, negocios y repartición de cargos”.


“Decirle chancho, cerdo a Arnoldo es lo menos que podemos hacer, porque él ha ofendido más al pueblo y ahora le quiere pedir perdón”, dijo Carrasco, que estaba acompañada por Saúl Mora, quien fue el que se atrevió a colgar la cabeza de chancho en la entrada del PLC-380.