•  |
  •  |

En momentos en que la comunidad internacional y organismos como la Organización de Naciones Unidas, ONU, y la Unión Europea, UE, expresan su rechazo, y condenan la represión contra el pueblo de Libia por el dictador, Muammar Kadhafi, el presidente Daniel Ortega le envió una carta en conmemoración del 34 Aniversario de la Proclamación del Poder Popular en ese país, en la que le reiteró su solidaridad en nombre de su Gobierno, su partido y el pueblo nicaragüense.


“Conmemorar este aniversario con el espíritu de lucha y de compromiso que vemos en las calles de Trípoli, es el mejor homenaje a esa histórica Declaración que hoy, usted y su pueblo ratifican, en plena resistencia a la intervención imperial y a los intentos de dividir sus Territorios Sagrados para continuar desarrollando el neocolonialismo expansionista y re-colonizador que persigue los recursos naturales de nuestros pueblos”, reza la misiva, donde llama “hermano” a Gaddafi.

Otra vez en nombre del pueblo

“Libia vive momentos trágicos y definitorios. Nicaragua, mi Gobierno, el Frente Sandinista de Liberación Nacional, y nuestro pueblo, le acompañan en estas batallas que no sólo representan la defensa de la Dignidad y de la Nación y la cultura Libia, sino que son también expresión de las luchas a las que, en distintas formas, nos estamos enfrentando todos los pueblos del Sur, a quienes los imperios pretenden continuar dominando hoy”, continúa la misma.


Ortega aprovechó para comunicarle a su homólogo libio que acoge y respalda la iniciativa del presidente venezolano, Hugo Chávez, que consiste en conformar una comisión internacional para  buscar el diálogo, la reconciliación, la paz y la preservación de la integridad territorial del país norteafricano.

Parlacén llama a diálogo
El Parlamento Centroamericano, Parlacén, por su parte, aprobó una resolución en la que hacen un “llamado a los pueblos y gobiernos del Medio Oriente y el norte de África, a promover el diálogo y negociación política, como el mecanismo apropiado para encontrarle una salida negociada al conflicto que se vive actualmente en esa zona del planeta”.


Según una nota de prensa del órgano regional, “los diputados ante el Parlacén dejaron plasmada en la Declaración, su preocupación por los hechos de represión sucedidos en varios países árabes en contra de amplios sectores de la población”, a la vez que alertaron a la comunidad internacional sobre el comienzo de un “período de incertidumbre e imprevisibles consecuencias en América Latina”, frente a las cuales los órganos del Sistema de Integración Centroamericana deben definir medidas.