•  |
  •  |

El embajador de la Unión Europea ante América Central, Mendel Goldstein tomo la palabra ayer al presidente Daniel Ortega, luego que éste  dejara entrever que aceptaría la observación electoral. “Si tenemos elecciones transparentes, limpias, aprobadas por todos, esto va a crear un clima muy favorable para la cooperación, para los negocios, así que trabajamos en esta perspectiva”, dijo el diplomático europeo.

Insistió en que la observación electoral “facilitaría la cooperación, al dar cierta legitimidad al proceso, también ante la población nicaragüense, por lo tanto es importante la observación nacional”.

Observación internacional ya tiene sus reglas

También recordó que toda observación internacional tiene reglas aceptadas por todos y se han dado también aquí en el pasado, en el 2000 y en el 2006, “se trata simplemente de confirmar estas reglas internacionales”.

Afirmó que les alegra que haya una apertura en el Gobierno en torno a la observación nacional e internacional, al tiempo que anunció que la UE comenzará a trabajar en la preparación de la misión de observadores.

Abordado durante un evento de la Asociación de Productores y Exportadores, el diplomático dijo: “No sé si es un cambio, es verdad que ya habían varios pronunciamiento sobre el tema, nosotros siempre hemos querido un compromiso del Gobierno de Nicaragua, plasmado en la carta de cancilleres”.