•  |
  •  |

El organismo cívico Ética y Transparencia, EyT, advirtió sobre cuatro aspectos que desde ya empañan el proceso de elecciones nacionales de este año: un Consejo Supremo Electoral, desprestigiado, cedulación sectaria, campaña por la reelección presidencial aun cuando la Constitución Política la prohíbe, y la negativa a permitir observación nacional e internacional.

El director ejecutivo de EyT, Roberto Courtney señaló que son las primeras cuatro grandes preocupaciones de los observadores nacionales, por lo que sugirió una solución para cada una.

Según Courtney, el CSE está en una “etapa terminal de desprestigio por su desempeño, por su infidelidad a la voluntad popular y por su alto y comprobado grado de corrupción”, además de su conformación ilegal, al elegir magistrados a los que ya se les venció su período.

“En ese sentido, se hace un llamado a las instituciones del Estado y a los actores políticos a iniciar un proceso de compostura de esa circunstancia”, dijo.

Demandan cedulación igualitaria
Sobre la cedulación indicó que ésta se realiza “de forma gratuita y con enormes facilidades sólo para las personas afines al Gobierno y trabajadores del Estado”; por lo tanto, el llamado es a “establecer igualdad de condiciones y facilidades para toda la población que quiera votar”.

En cuanto a la reelección, Courtney aseguró que “las candidaturas cuestionadas terminan estando revestidas de problemas en temas de participación, de limpieza de campaña, de seguridad del voto y respeto a la voluntad popular”.

Infantilismo
Finalmente, calificó como “infantilismo” el hecho que el CSE se niegue a acreditar observadores nacionales e internacionales.

Sin embargo, aseguró que es “un hecho consumado” que la observación electoral nacional se va a dar, por lo que recomendó que ante esta disposición, el CSE debería obedecer a un proverbio chino que señala: “Que a lo inevitable hay que darle buena cara”. “Y la observación es inevitable y las consecuencias de manejar un proceso de mala manera también son inevitables”, apuntó.