•  |
  •  |

Cuando el general José Santos Zelaya López llegó al poder en Nicaragua en 1893, y dio inicio a la “Revolución Liberal” que culminó con la promulgación de la Constitución Política conocida como la “La Libérrima”, nunca se imaginó que 118 años después iba a convertirse en motivo de enfrentamientos y del despertar de viejas rencillas entre liberales y conservadores e, incluso, entre los mismos conservadores y entre los mismos liberales.

Eso fue lo que ocurrió ayer en el hemiciclo de sesiones de la Asamblea Nacional, donde liberales y conservadores se trenzaron en una acre discusión, previo a la aprobación del decreto legislativo que otorga la calidad de “Héroe Nacional” al presidente que gobernó Nicaragua de 1893 a 1909, cuando entonces salió del país por presiones del Gobierno de Estados Unidos.

Argüello y Bolaños se retan
La discusión, incluso, enfrentó a diputados de un mismo signo ideológico, pero que ahora están en aceras políticas distintas. La legisladora conservadora Miriam Auxiliadora Argüello Morales fustigó a su correligionario y actual presidente del Partido Conservador, PC, Alejandro Bolaños Davis, quien hoy es aliado electoral del Partido Liberal Constitucionalista, PLC. Argüello Morales retó a Bolaños Davis a votar contra el decreto legislativo, siendo que los diputados del PLC fueron quienes propusieron elevar a categoría de “Héroe Nacional” a José Santos Zelaya.

Al final, Bolaños Davis se abstuvo totalmente de votar y se defendió argumentando que tanto liberales, como el FSLN y de cualquier otro signo ideológico, “tienen derechos de tener los héroes que quieran”.

 

Sacan trapos verdes
Bolaños Davis también se defendió de los ataques de su correligionaria Miriam Argüello, a quien también retó a que en su calidad de presidenta de la Comisión de Probidad y Transparencia de la Asamblea Nacional, abriera una investigación contra el presidente de facto del Consejo Supremo Electoral, CSE, Roberto Rivas Reyes, por los actos corrupción denunciados por EL NUEVO DIARIO.

Bolaños descalificó a Argüello de quien dijo que tuvo que refugiarse en otro partido político (el Frente Sandinista de Liberación Nacional, FSLN), debido a “su fracaso político dentro del Partido Conservador”.   

“Es inconcebible que con los años que tiene de vida, la Niña Miriam no haya podido cultivar la tolerancia”, respondió Bolaños a las críticas de la legisladora conservadora, miembro de la bancada del FSLN.

Moncada revive viejas diferencias
Los liberales no se quedaron atrás en el pleito interno, pues el diputado del PLC, Oscar Moncada Reyes se oponía –al menos en privado- a que José Santos Zelaya fuese elevado a la categoría de “Héroe Nacional”; sin embargo, aunque Moncada no votó en ningún sentido, pero estaba presente en el hemiciclo, su voto se sumó a la mayoría que sí votó a favor del Decreto Legislativo.

Según el diputado del PLC y primer secretario de la Asamblea Nacional, Wilfredo Navarro Moreira, las razones por las que su correligionario Oscar Moncada Reyes se oponía al decreto, es por viejas rencillas entre su padre, el también ex presidente de Nicaragua, José María Moncada y el general José Santos Zelaya.