•   OCOTAL, NUEVA SEGOVIA  |
  •  |
  •  |

Cuatro ciudadanos que simpatizan con partidos políticos de oposición fueron detenidos por la Policía de esta ciudad a las 7:30 de la noche de ayer miércoles cuando pegaban papeletas en la vía pública, para expresar su rechazo a la candidatura del presidente Daniel Ortega.


Los nombres de los detenidos son Graciela Zambrana, Pío Ramón Marín, Sandra Sánchez y Byron Herrera, quien es concejal liberal en Ocotal.


Éstos fueron interrogados, según ellos, con prepotencia por una oficial de la Dirección de Auxilio Judicial que identificaron como Zayda Matute, quien insistió preguntándoles sobre quién les pagaba o les había mandado a pegar papeletas contra la candidatura reeleccionista del actual mandatario, como parte de la “Jornada Nicaragua Libre”.


Los activistas opositores pegaban en los postes del tendido eléctrico del área céntrica de la ciudad dos papeletas, una que dice: “Ortega ni divino, ni popular, candidato ilegal”. Y la otra: “5 años más con el comandante, no hay pueblo que lo aguante”. Ambas con una imagen gris y de perfil del rostro de Ortega.

Hasta ironizan las detenciones
“Caminamos como unas cinco cuadras, pegando estas volantes, cuando nos alcanzó la Policía Nacional en una camioneta blanca en la esquina de Casa Pellas, donde sin ninguna orden de captura, ni delito cometido, nos dijeron súbanse”, relató Zambrana.


Una vez en la estación, los llevaron a las oficinas de Auxilio Judicial, mientras dos agentes guardaron la entrada para no permitir la presencia del corresponsal de END.  “Un Policía de civil con tono irónico dijo a este periodista: “Después se los vamos a prestar (a los detenidos) para que les pregunten”.
Los callan y les quitan teléfonos


Luego, uno a uno fue pasado ante la presencia de la oficial Matute, quien de antemano mandó a callar a Zambrana por estar reclamando por la violación a sus derechos humanos. En tanto, la otra activista fue encerrada tras barrotes. “Cállense, ustedes no tienen derecho de hablar”, reprendió la uniformada, y ordenó despojarlos de sus teléfonos celulares.


“Simplemente estoy reclamando mis derechos y los derechos que tienen todos los nicaragüenses de manifestarse”, contestó Zambrana.


Al final, el interrogatorio político terminó con el titubeo de los oficiales. “Es que, que, no, no estamos en campaña electoral, los trajimos para que nadie los vaya agredir o los golpeen”, cuenta Zambrana las ambiguas explicaciones de la Policía ocotaleana, a pesar de que a una de las mujeres la encerraron en la celda, y los trataron con autoritarismo.

Opositores: “Acción política”
Luis Emilio Bustamante, representante del Movimiento por Nicaragua, MpN, en Nueva Segovia, que se personó a la estación policial para indagar las causas de la detención, dijo que se sorprendió al enterarse de la acción policial, que calificó de “política”.


Otro dirigente opositor en Nueva Segovia dijo que la Policía “se está llevando en el saco varios derechos ciudadanos consignados en la Constitución, como los Artos. 29, 30, 33, 52, 66, por mencionar algunos, y se convierte en una Policía política al servicio del partido gobernante”, indicó.


Se llamó al teléfono celular del comisionado mayor Edgar Sánchez Aguilar, Jefe policial en Nueva Segovia, para obtener una declaración oficial sobre la atípica detención, pero una voz femenina del sistema señaló que el número estaba bloqueado por el momento.