•  |
  •  |

No todo el que pide la paz, quiere decir que la quiere, porque “no basta con decir la palabra, sino llevarla a la práctica”, dijo ayer el Arzobispo de la Arquidiócesis de Managua, monseñor Leopoldo Brenes, en alusión a los jóvenes orteguistas que desde la semana pasada iniciaron una jornada de visitas a las organizaciones de la sociedad, donde llegan a gritar que quieren “paz y amor”, ambientados con música característica del partido de gobierno.

Aunque el Arzobispo destacó lo importante que es que los jóvenes se expresen, lamentó que algunas veces sean “manipulados” por líderes políticos que sólo quieren lograr sus intereses a través de ellos.

Que los jóvenes se den a respetar

“Ojalá que los jóvenes no se dejen manipular por los líderes, porque ya lo decíamos nosotros en alguna carta (pastoral), que a veces hay algunos líderes que manipulan a los jóvenes para sus intereses. Yo invitaría a los jóvenes a que se respeten, o sea, que se expresen de manera cívica y de manera respetuosa”, dijo monseñor Brenes al concluir, casualmente, una eucaristía con estudiantes universitarios de pastorales juveniles, en el barrio Altagracia.

El también Presidente de la Conferencia Episcopal de Nicaragua, CEN, explicó que está de acuerdo con la promoción de la paz, pero considera que, además, debe ser un “sentimiento que surja del corazón, no solamente de los labios”.

El Arzobispo de Managua manifestó que para la Iglesia es prioridad el llamado a la paz, pero lo más importante es hacerlo “desde el corazón mismo de Jesús, que es verdaderamente el Príncipe de la Paz”. En ese sentido, espera que “todas las acciones de paz sean desde el corazón, no solamente de palabra.

Instituciones responsables de candidatura ilegal
Explicó también que en la lectura del domingo pasado, Jesucristo decía: “No todo el que dice Señor, Señor, se va a salvar”, así que no todo el que esté pidiendo “paz, paz”, realmente, está pidiendo la paz.

En otro tema, monseñor Brenes opinó que la inconstitucional candidatura presidencial de Daniel Ortega, que pretende concretar en las elecciones nacionales, es una responsabilidad que también se debe atribuir a las instituciones del Estado que lo están permitiendo.

“Yo pienso que no hay que echarle toda la culpa a él (Ortega), sino a las instituciones que de una u otra forma lo han permitido, porque si se lanza como candidato depende de la apertura que se dio desde la Asamblea Nacional, luego los dictámenes de la Corte Suprema de Justicia, y, por otro lado, el organismo que tiene la gran responsabilidad de decidir, que es el Consejo Supremo Electoral”, expresó monseñor Brenes.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus