•  |
  •  |

Dos grandes segmentos se pueden apreciar en el universo de candidaturas: las diputaciones nacionales y las de Managua, ambas escogen 20 y 19 escaños, respectivamente, casi la mitad del número que integra la Asamblea Nacional. Y la otra parte serán las diputaciones departamentales que ofrecen resistencia ante los mecanismos de escogencia por la influencia de sus bases.

En el ámbito nacional y de la capital se ubican las negociaciones partidarias. No hay consulta amplia, todas serán escogidas “de dedo”, según señaló Miguel Ángel Casco, uno de los candidatos que lo denunció con tal ahínco que quedó fuera de la bendición del caudillo del PLC, Arnoldo Alemán.

En la otra acera opositora, se encuentra la Unidad Nicaragüense por la Esperanza, UNE, que a mes y medio no define todavía su método de escogencia, pero según los acuerdos de su constitución, el Consejo Político tiene esa potestad.
En la Alianza Liberal Nicaragüense, ALN, la decisión estará en la directiva nacional, que escogerá de una lista que presente una comisión que negocia con sectores evangélicos.

Del partido Frente Sandinista de Liberación Nacional, ni siquiera los mismos diputados saben la forma de escogencia. Según ellos, todo recaerá en el mandato del congreso. Este órgano dio poder a la comisión política que encabeza el secretario general del FSLN, comandante Daniel Ortega Saavedra.

 

Las primarias del PLC
“El que quiere celeste, que le cueste”

De todos los partidos, el único que habló y realizó primarias fue el PLC. A la fecha, ha concluido el proceso en nueve departamentos, de ellos, ya tienen resultados finales en siete, pues en los dos restantes se contempla su anulación, según el presidente de la Comisión Nacional Electoral, CNE, Agustín Alemán.

En Carazo, el ganador fue Patricio Tapia; en Rivas, Milton Arcia Marín; en Granada, Otto Navas; en Río San Juan, Benjamín Gustavo Gross; en Nueva Segovia, Ligia de Varela; en Jinotega, Santiago Duarte, y en el “Triángulo Minero”, Dennis Flores.

De ellos hubo reclamos en Rivas, Nueva Segovia, Jinotega y el “Triángulo Minero”. Los tres casos, según Alemán, están cerrados, y atribuye los malestares a no haber estado preparados para la derrota.

El caso Ortez
Pero Pablo Ortez no piensa lo mismo, junto al otro candidato que compitió en Nueva Segovia --Mario Moncada--, y han señalado que la mayoría de boletas se concentraron en tres municipios, donde ante la falta de votantes marcaron miles de boletas a favor de Varela, según él, por beneficiar  a una familiar de María Fernanda Flores, esposa del ex presidente Arnoldo Alemán.

El presidente del CNE del PLC,  considera que si bien municipios pequeños dieron la mayor parte de votos, se debió al apoyo completo de los alcaldes a favor de Varela, y descartó todos los señalamientos de fraude.

El caso de Rivas es similar. Thelma Vanegas ganó en seis de los 12 municipios y en la cabecera departamental, pero la mitad del universo de votantes provino de sólo tres municipios: Moyogalpa, Altagracia y San Juan del Sur, lo que dio la victoria al empresario de transporte acuático Milton Arcia Marín.

Por el departamento de Carazo ganó Patricio Tapia con 1,975 votos, seguido de Alder González, con 1,201. Tapia perdió en Jinotepe, cabecera departamental.

En Jinotega la situación es similar. Según el candidato que resultó desfavorecido, Germán Zeledón, no abrieron mesas de votación en el sector rural del municipio de Jinotega, y en zonas de ex Resistencia, donde, según  él, le respaldan.

Además, pidió la anulación de la votación en el municipio de Pantasma, donde reclama por una exorbitante cantidad de votos a favor de  Santiago Duarte, quien resultó ganador.

Matagalpa y Chinandega pendientes
En Matagalpa y en Chinandega, a casi un mes de las primarias, el CNE no ha dado los resultados. Juan Carlos Montoya asegura haber resultado ganador en el caso de Matagalpa,  una de las fracciones en que internamente el PLC divide al departamento. A esta zona correspondería la segunda diputación en la lista.

Extraoficialmente supimos que el interés de terminar las primarias es para incluir a candidatos fieles al ex presidente Alemán, como es el caso de Freddy Torres, quien ocuparía la primera posición.

Pero los acuerdos del PLC con el Partido Conservador incluyen posiciones ganadoras para los  candidatos verdes, aun cuando ello significara desplazar a quienes ganaron las primarias. La forma más diplomática es la cancelación de los procesos por parte de las directivas departamentales, justo donde hay acuerdos con el PC. Ello ocurre en Managua, y en los próximos días el anuncio incluirá el departamento de Masaya, y podría extenderse a los departamentos de Boaco y de Chontales.

La unidad tiene un precio
En Managua, las posiciones tres, seis y nueve serán para el PC, mientras en Masaya será la primera posición, la cual ocuparía Alejandro Bolaños Davis. Tal medida habría despertado malestar en candidatos potables como Donald Shiffmann.

En las nacionales, las posiciones parecen más claras, el primer puesto sería para el presidente del PLC, Jorge Castillo Quant, seguido por María Dolores Alemán y Azalia Avilés, del PC, el cuarto puesto sería para Óscar Moncada, y el quinto para Jamileth Bonilla, quien ejerce gran influencia en la campaña de Alemán.

Agustín Alemán considera que “la unidad tiene un precio”, y destacó la alianza con el PC como histórica. Meses antes, en la Asamblea de la juventud del PLC, el expresidente Alemán, investido como candidato, hablaba tenaz a favor de las primarias, y señalaba: “El que quiere celeste, que le cueste”.

 

EL FSLN y el sumo comandante

En el caso del Frente Sandinista de Liberación Nacional, FSLN, de acuerdo con el diputado Evert Cárcamo, la decisión recaerá en la Comisión Política, cuyo presidente es el comandante Daniel Ortega. A los demás miembros nadie los conoce, ni siquiera los diputados. Cárcamo asegura que esa comisión está conformada por quienes presidieron  el acto durante el congreso el pasado 26 de febrero.

En esa mesa estaban, además de Ortega y de su esposa Rosario Murillo, el comandante Tomás Borge, Lenín Cerna, Bayardo Arce, René Núñez, Gladys Báez, Doris Tijerino y Gustavo Porras, entre otros.

Pese al secretismo manejado por el FSLN, vía internet circuló una lista no oficial de sus candidaturas a diputados, aunque fue negada por destacados dirigentes a quienes se les consultó de forma privada.

En Managua ubican a Edwin Castro Rivera, Xochilt Ocampo Rocha, Gustavo Porras, Lenín Cerna Juárez, ex jefe de la Seguridad del Estado en los años 80; Daniel Ortega Reyes, del Movimiento Unidad Cristiana, MUC; Julio César Blandón --“Kalimán”--, del Partido Resistencia Nicaragüense, PRN; Alba Palacios Benavides, Sixto Ulloa y Ajax Delgado.

En León, los nominados serían Carlos Fonseca Terán y Gladys Báez; en Masaya, Orlando Noguera y Jenny Martínez; por Estelí, Yara Pérez y Fidel Moreno; y por Carazo, Juan Ramón Jiménez y Walter Porras, actual director General de Ingresos.

En la lista de diputados nacionales irían Tomás Borge Martínez, René Núñez Téllez, Agustín Jarquín Anaya, de la Unión Demócrata Cristiana, UDC; José Figueroa Aguilar, Wálmaro Gutiérrez, Francisco López, William Grigsby Vado, Julio Orozco y Orlando Tardencilla, de Alternativa por el Cambio, AC.

 

ALN y su alianza con el sector evangélico

Por su lado, la Alianza Liberal Nicaragüense, ALN, aspira  a un electorado mayor con la alianza con la  iglesia Asambleas de Dios y otras denominaciones protestantes. Las diputaciones, según Carlos García, secretario nacional, serán decididas por una comisión que negocia con las Asambleas de Dios y la Alianza Evangélica.

Esta comisión hará su propuesta y será ratificada por la directiva nacional. Entre los candidatos potables se menciona a Ramiro Silva, Carlos García, Alejandro Mejía Ferreti, Lucas Reyes, y el superintendente de las Asambleas de Dios, Saturnino Cerrato. Aquí destaca la posibilidad de que el ex vicepresidente José Rizo Castellón, abandone la campaña de Arnoldo Alemán para encabezar las diputaciones nacionales. Además de Rizo, habría pláticas con José Antonio Alvarado, jefe de campaña de Alemán, y con Santiago Aburto, comentarista afín a Vamos con Eduardo.

Silva, miembro de la comisión  negociadora, asegura que el método será el consenso, y que es probable que se elijan en asambleas departamentales para lo cual deberán empezar a trabajar a lo inmediato, pues solo tienen un mes para definir las listas.

 

La UNE-Alianza PLI
Un consejo político decidirá

En la Unidad Nacional por la Esperanza convergen seis fuerzas políticas, unas más grandes que otras. El Partido Liberal Independiente, PLI; el Partido Acción Ciudadana, PAC, y el Partido Movimiento de Unidad Costeña, Pamuc. Luego otras sin personalidad jurídica como el Movimiento Vamos con Eduardo, VCE, el Movimiento Renovador  Sandinista, MRS, y la corriente liberal que dirige el diputado Maximino Rodríguez. El método de escogencia de los diputados, según Rodríguez, no ha sido determinado, y tampoco quiso referirse a su posible reelección como legislador, la cual dejó a la voluntad de las bases en el departamento de Matagalpa.

Pero diputados miembros de  la  BDN, aseguran extraoficialmente que todos repetirán, ecepto de Jorge Matamoros y de Elman Urbina, quienes por decisión propia no aspirarían en esta ocasión.

Entre los nacionales, las candidaturas potables, según fuentes de UNE, son: Eduardo Montealegre, Maximino Rodríguez, Dora María Téllez y Víctor Hugo Tinoco, mientras que por Managua estaría, entre otros, Hugo Torres.

El consejo político de UNE está conformado por dos representantes de cada movimiento y tendrán la potestad de administrar y de tomar las principales decisiones.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus