•  |
  •  |

El presidente Daniel Ortega, confirmó su presencia a la Reunión Ordinaria de Jefes de Estados y gobiernos miembros del Sistema de Integración Centroamericana, SICA, que se realizará mañana en Ciudad de Guatemala, en la que participará el Secretario General de las Naciones Unidas (ONU), Ban Ki-moon.

La Presidencia de Guatemala, país que ostenta la presidencia protémpore del SICA, informó que los gobernantes centroamericanos, el primer ministro de Belice y el Vicepresidente de República Dominicana participarán en el encuentro.

Está previsto que Ban Kimoon arribe hoy por la tarde a la capital guatemalteca y se reúna en privado con el mandatario de Guatemala, Álvaro Colom, con quien suscribirá la ampliación por dos años del mandato de la Comisión Internacional Contra la Impunidad, Cicig, instancia de las Naciones Unidas que colabora con el Estado guatemalteco para combatir a las mafias que procuran impunidad.

La agenda

Colom confía en que el encuentro contribuya a limar asperezas entre Nicaragua y Costa Rica. Entre los problemas que el gobernante mencionó como trabas que obstaculizan el proceso de integración regional, está la crisis originada por el golpe de Estado en Honduras en junio de 2009 y el litigio limítrofe entre Managua y San José. Esta sería la primera ocasión que la presidenta tica Laura Chinchilla y Daniel Ortega se encuentren tras el conflicto.

Entre los temas a tratar está la incidencia del narcotráfico en la región, y los gobiernos del istmo apuestan a enfrentar este flagelo en bloque.


Relaciones frías con Colombia

La jefa de la diplomacia colombiana María Ángela Holguín aseguró ayer al diario El Espectador de Bogotá que ese país tiene dificultades en las relaciones diplomáticas con Nicaragua.

La relación con Managua “no es una relación fluida. He hablado un par de veces con el canciller Samuel Santos, pero mientras el pleito con Nicaragua avanza, no se ve mucho interés en tener relaciones con nosotros”, afirmó Holguín en una entrevista que fue publicada ayer.

Según Holguín, en contraposición con los cambios experimentados con otros países, entre ellos Venezuela, Nicaragua mantiene una relación fría, y Colombia mantiene un litigio con Nicaragua en la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya por límites territoriales en el mar Caribe.