•  |
  •  |

Pese a los ataques a la libertad de expresión vertidos por el presidente Daniel Ortega, durante la Lección Inaugural en la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua, UNAN-Managua, el presidente del Consejo Nacional de Universidades, CNU, Telémaco Talavera, defendió la presencia de Ortega en la alma máter, alegando que en el año 2002 el rector de la UNAN-León, Ernesto Medina Sandino, invitó al entonces presidente Enrique Bolaños Geyer a brindar la Lección Inaugural.

Sin embargo, en esa ocasión, las publicaciones periodísticas indican que el presidente Bolaños llegó a hablar de desarrollo tecnológico y de las expectativas para desarrollar Occidente con la reactivación de algunos rubros y cómo la UNAN-León, con su capacidad científica admirable podía contribuir al desarrollo de la región.  

La periodista y ex presidenta de la Unión de Periodistas de Nicaragua, UPN, Lilly Soto, considera que la Lección Inaugural de Ortega, “más que propiciar un diálogo productivo para reforzar la labor de los medios de comunicación en su función de educar, contribuye a  profundizar las deterioradas relaciones que se han dado últimamente entre el periodismo y el gobierno actual”.

Lo contrario a un estadista
“La función del estadista es dirigir y coordinar las labores del gobierno, y procurar el bien común para todos los ciudadanos, independientemente de sus concepciones ideológicas, raza, credo, sexo. Sin embargo, por lo controvertida que se ha tornado la candidatura presidencial para una reelección,  cualquier afirmación puede ser valorada y evaluada desde distintos ángulos y en vez de lograr el objetivo deseado, se está propiciando un mayor distanciamiento”, señaló Soto.

Una crítica a los medios

Soto agrega, que “este hecho también requiere de un verdadero ejercicio de periodismo de investigación para analizar las causas del por qué la oposición  dejó libre el camino en la Corte Suprema de Justicia, CSJ, para que los magistrados y magistradas de un solo partido emitieran su resolución, y el resto de magistrados regresaran a sus labores hasta que ya estaba la resolución y aún más que se hicieran los rogados”.

Según Soto, “la libertad de expresión  ejercida por Daniel (Ortega) en su calidad de ciudadano, en ciertos momentos, contradice su labor como Presidente de la República, por ello es que se hace imperativo fortalecer el Estado de Derecho en Nicaragua”.

“Una de las labores que el periodismo realiza con mayor eficacia, es la de fiscalizar y algunos grandes o medianos propietarios tratan de acallar a la prensa para que ésta no denuncie absolutamente nada y que todo lo vea en relación con los intereses de los detentadores del poder.  Pretender que la prensa no cumpla con su labor de fiscalizar, es tratar de retirar una de las principales funciones al periodismo”, considera Lilly Soto.

Talavera omite ataques a medios
En cambio, el presidente del CNU, Telémaco Talavera omitió el tema de los ataques a los medios que hizo el mandatario nicaragüense, y más bien se centró en defender la presencia de Ortega en la UNAN-Managua.

“No escuché ninguna voz de las que ahora escucho diciendo que por qué (fue invitado Ortega) a pesar de que el ingeniero Bolaños negó siempre el 6% para las universidades, e hizo una guerra contra la universidad pública”, expresó Talavera.

Talavera sólo observa un lado de las cosas
En su defensa de Ortega, Talavera recordó que Bolaños, en su momento, también fue invitado a la apertura del Foro Nacional de Rectores “y a lo que llegó fue a atacar a la universidad”. En esa ocasión, agregó, Bolaños amenazó con cárcel a las autoridades universitarias.

En su comparecencia en la revista “En Vivo”, del oficialista Canal 4, Talavera omitió referirse a los ataques del presidente Ortega contra la libertad de expresión, y en particular contra los medios escritos a los que calificó de “sinvergüenzas” porque, según el mandatario se niegan a pagar impuestos.

Según Talavera, la presencia de Ortega en la UNAN, fue con el fin de que hablara sobre las “realidades” que vive el país y no para teorizar acerca de la educación, aunque no especificó si el ataque a los medios de comunicación eran parte de esas realidades.

Todavía bebe sopa la autonomía

Talavera no cree que la autonomía universitaria esté en peligro, aún cuando aceptó el nombramiento del presidente Ortega como su asesor personal en temas agropecuarios, que el rector de la misma universidad de Mariano Fiallos Gil, sea el jefe de campaña del FSLN y que la universidad más grande de Managua haya buscado como conferencista a Daniel Ortega.   

“A nosotros no nos dice el Presidente de la República, bequen a éste o al otro…, hay procedimientos de ingreso establecidos en base a la autonomía; los planes y programas se definen en base a la autonomía universitaria; hay criterios establecidos con plena autonomía…; es decir, la autonomía se está ejerciendo a plenitud”, expresó Talavera.

El Presidente del CNU también elogió la iniciativa de Ortega, de destinar un fondo adicional para becas universitarias.  El fondo sería financiado con recursos del Alba, es decir, de la cooperación venezolana.