•  |
  •  |

El designado candidato a la Vicepresidencia por el Partido Liberal Constitucionalista, PLC, Francisco Xavier Aguirre Sacasa, asegura que su nominación obedece a la necesidad de confianza del aspirante presidencial Arnoldo Alemán Lacayo. “El partido ha tenido una mala experiencia en el pasado con personas que no son consideradas realmente liberales, que no han estado con el partido en las duras y en las maduras, así como personas que nunca han vacilado en su lealtad hacia el partido...”, señala con aplomo el candidato.

Sin embargo, en esta entrevista, Aguirre Sacasa, ex Canciller de la República y ex embajador de Nicaragua en Estados Unidos, aclara que su escogencia como compañero de fórmula de Alemán, no nace necesariamente de una desconfianza en sus aliados electorales del Partido Conservador, PC, y ni en particular en su presidente, Alejandro Bolaños Davis, sobrino del ex presidente Enrique Bolaños Geyer a quienes la jefatura del PLC acusa de haberlos traicionado una vez que asumió el poder en el año 2002.

¿Qué le va a aportar Francisco Aguirre Sacasa a la candidatura presidencial de Arnoldo Alemán?
Tanto los miembros del Comité Ejecutivo Nacional, como muchas de las bases nuestras no quieren más situaciones que podrían resultar en el futuro en una repetición de lo que pasó en 2001 cuando fuimos con Enrique Bolaños y lo primero que hizo fue separarse del partido, aún durante la campaña electoral. Recuerdo que incluso me dijo, yo estaba de Canciller aún, que me llevara a Arnoldo Alemán a Chile para que no estuviera con él en el lanzamiento de la campaña en Matiguás y fuimos a Chile y extendimos la estadía de Arnoldo en Viña del Mar para no llegar a Matiguás.

¿Qué es lo que no le gustaba a Enrique Bolaños de Arnoldo Alemán?

Tengo que asumir que, en ese momento, no le interesaba la sombra de Arnoldo Alemán en esa gran concentración. Algo similar pasó en Estados Unidos con Al Gore, que fue candidato a Vicepresidente en dos ocasiones con Bill Clinton, pero cuando le toca a Gore ser el candidato a la Presidencia, se distancia de Clinton, porque Clinton era un presidente sumamente popular.

Hay quienes consideran que la figura política de Arnoldo Alemán está muy deteriorada; ¿cree que usted va a ser una cierta fortaleza que contrarreste ese deterioro de Alemán?

Nosotros hacemos nuestras encuestas periódicas dentro del partido y estamos clarísimos de cómo percibe el pueblo de Nicaragua y en diferentes partes de la nación a Arnoldo Alemán; sabemos que él tenía negativas muy elevadas, pero que era conocido por la vasta mayoría de los nicaragüenses que es algo muy importante para un político y para un segmento importante del voto duro del PLC, que calculamos en un 25 por ciento del electorado, es muy importante la figura de Arnoldo Alemán, entonces hay una campaña para subir su aceptación entre aquellas personas que tiene una percepción negativa de él.

Tal vez todo esto fue una consideración de Arnoldo para llevar a una persona que, como dijo él, no tiene cola, una persona con quien él tiene buena química y no tiene que estarse cuidando las espaldas, pero él tiene esa campaña para abordar lo de la negativa que enfrenta.

¿Usted va a contribuir a disminuir esa percepción negativa?
Lo que vamos a hacer es tratar de capitalizar fuerzas que creo ayudaría a la fórmula, como la lealtad al partido, independencia… yo puedo discutir con Arnoldo, tener reuniones francas, discusiones francas y no ser cuestionado por mi diferencia de criterios.

¿Cree que usted va a tener influencia en las decisiones presidenciales de Arnoldo Alemán en caso de ganar las elecciones?
Arnoldo me ha dicho que cuando ganemos las elecciones, como estoy seguro que las vamos a ganar, voy a tener a mi cargo el equipo económico del gobierno. Es normal en los países latinoamericanos que los vicepresidentes tengan responsabilidad, en algunos países son ministros, pueden ser cancilleres, pueden ser ministros de Hacienda… Arnoldo tiene mucha confianza en mi persona… Creo que tenemos muy buena química y él lo que quiere es que este gobierno liberal sea más exitoso que el que ya presidió en 1997 al 2002.

¿Considerando que usted fue canciller y embajador en Washington, ser compañero de Arnoldo Alemán le va a permitir a él limar asperezas con el gobierno de Estados Unidos?
Arnoldo Alemán no guarda ningún rencor para con los Estados Unidos. Obviamente hubo una época acá, cuando hubo un embajador que fue virulentamente anti PLC y anti Frente Sandinista, me refiero al embajador Paul Trivelli. El actual embajador ha guardado un perfil más bajo en estas cosas, ha sido más respetuoso de la soberanía nacional.
En cuanto a las relaciones internacionales sí queremos darle un enfoque diferente al de Daniel Ortega, porque vemos que hay mucha improvisación en las relaciones internacionales de Daniel. Nicaragua se maneja errática en sus relaciones internacionales.

Pero obviamente habrá repercusión de su candidatura en Estados Unidos dada su relación y contactos con funcionarios norteamericanos.
Yo tengo muy buenas relaciones con todas las representaciones diplomáticas en nuestro país. En cuanto a Estados Unidos, tengo buenos contactos en el Congreso, no pretendo como Vicepresidente, ser el embajador de Nicaragua en Estados Unidos, no pretendo ser un Vicepresidente Canciller, pero obviamente conozco a ese país, pero te quiero aclarar que Arnoldo Alemán y yo vamos a ser Presidente y Vicepresidente de Nicaragua, no de Estados Unidos.