•  |
  •  |

A pocas horas de que termine el plazo para inscribir a los candidatos que participarán en las elecciones nacionales de este año, la Alianza Liberal Nicaragüense, ALN, se quedó sin propuesta para la Vicepresidencia de la República. Su candidata, Elizabeth de Rojas, renunció ayer a la caída de la tarde, alegando que no podía inscribirse sin que ambas partes hubieran firmado un acuerdo que establecía el 50% de estructuras electorales y candidaturas a diputado para cada una.

“Yo represento acuerdos y un proyecto de liderazgo cristiano para incidir en la vida pública de Nicaragua, pero si no tenemos todas las garantías para ello, tampoco podemos llevar a feliz término la inscripción como fórmula”, señaló Elizabeth de Rojas, quien aclaró que no estaba representando a la organización Asambleas de Dios, sino a un grupo de líderes cristianos que quieren un cambio en el país.

Le advirtieron a ALN
Según señaló la fugaz candidata, el acuerdo del 50 y 50% fue hecho con una comisión que delegó la Junta Directiva de ALN, que estaba conformada por su presidente Alejandro Mejía Ferreti y los diputados Francisco Jarquín, Ramiro Silva y Carlos García.

Afirmó, incluso, que ya había advertido a ALN que no se inscribiría si no firmaban ese convenio, respaldado con un notario público, y dejó entrever que ello nunca se hizo por diferencias entre los mismos dirigentes de ALN. “No podíamos firmar, mientras ellos no estaban de acuerdo entre sí”, dijo.
No hubo confianza

El presidente de las Asambleas de Dios, que también era parte de grupo de líderes cristianos que impulsó esta alianza con ALN, Saturnino Serrato, también expresó que no podían inscribir a su candidata, en este caso a Elizabeth de Rojas, sin antes haber firmado ese acuerdo.

“Para llegar a inscribir candidato, primero debíamos haber firmado acuerdos formales (y) no habiendo llegado a tenerlos, entonces definitivamente no teníamos la confianza de lo que sería el futuro (de la alianza)”, indicó.

Serrato señaló que este fue un “intento” de apoyar a una fuerza política en estas elecciones, debido al interés de un grupo de líderes cristianos de incidir en la vida pública del país, y aunque esta vez no hubo acuerdo con ALN, no descartó respaldar a otra agrupación más adelante.