•  |
  •  |

Sólo 25, de los 91 diputados ante la Asamblea Nacional, hicieron pública su rendición de cuentas acerca del uso y manejo de los 439,391 córdobas que cada uno de ellos recibió para obras sociales en el año 2009, según un informe del organismo cívico “Hagamos Democracia”.

Conforme con el documento de la organización civil, entre los 25 legisladores que accedió a hacer público su informe de rendición de cuentas figuran el presidente del Parlamento, Santos René Núñez Téllez, quien, en el desglose sobre el uso de fondos en el año 2009, destaca que de los 439 mil 391 córdobas, 250 mil 800 los destinó a becas escolares; y 187 mil 590 córdobas a “obras sociales”.

Los que cumplieron

La segunda secretaria de la Asamblea Nacional, Alba Palacios Benavides utilizó 111 mil 956 córdobas para becas estudiantiles 327 mil 434 córdobas para obras sociales, rubro en el cual se incluye compra de medicamentos, láminas de zinc, exámenes médicos y cualquier otro tipo de ayuda para personas de escasos recursos.

Otros diputados que brindaron la información son José Pallais Arana, Ramón González Miranda, Oscar Moncada Reyes, Carlos Gadea, Mónica Baltodano, Carlos Langrand, Pedro Joaquín Chamorro, Jamileth Bonilla, Eduardo Gómez, Miriam Argüello, Augusto Valle, Javier Vallejo, Norman Zavala, Luis Callejas, Víctor Hugo Tinoco, Eduardo Montealegre, Indalecio Rodríguez, Adolfo Martínez Cole, Enrique Sáenz, Carlos Bonilla, María Eugenia Sequeira, Francisco Jarquín Urbina y Alejandro Ruiz Jirón.

Reprobable
Ante la baja cantidad de diputados que accedieron a brindar esta información para su publicación en el informe, los representantes de “Hagamos Democracia”, refieren que “si bien es cierto que no entregar el Informe Anual de Rendición de Cuentas no se convierte en un acto indebido, sí es reprobable, tomando en cuenta que limita la transparencia y la rendición de cuentas en la función pública”.

En el documento, el organismo deja claro que hubo múltiples razones por las que el resto de diputados ante el Parlamento no entregaron la información; entre esas razones destacan el hecho de que muchos de ellos aún no contaban con el finiquito correspondiente, mientras que en otros casos “algunos diputados estaban pendientes de la entrega de recibos (soportes) de las becas o proyectos sociales de sus beneficiarios”.