•   RIVAS  |
  •  |
  •  |

Un grupo de jóvenes respaldados por otros de mayor edad, se plantó a las nueve de la mañana de ayer en la rotonda de la ciudad de Rivas, para exigir a las autoridades del Consejo Supremo Electoral, CSE, la entrega de cédulas sin distingo de colores políticos y a la vez demandaron al gobierno del presidente Daniel Ortega, respete la Constitución.

El joven Yarrince Vílchez, que dirigió  el plantón señaló que el mitin fue organizado por la Plataforma Nacional Juvenil, y el Grupo Promotor de las Reformas Electorales y aseguró que uno de los objetivos es hacer ver a los funcionarios del CSE, que la entrega de cédulas tiene “que ser pareja, ya que es de nuestro conocimiento que en Rivas se está entregando masivamente a seguidores del partido de gobierno, pero si se trata de alguien que no milita con ese partido se la estacan”.

Contrastes

Como ejemplo del favoritismo que hay con la entrega de cédulas, Vílchez  señaló que en la Isla de Ometepe, se han entregado 310 documentos a adolescentes de 14 años que son afines al partido de gobierno y que en cambio  en la ciudad de Rivas hay 216 jóvenes que llevan más de cinco años esperando por su cédula.
Entre los adultos que llegó a respaldar a los jóvenes se encontraba Mario Allen Jiménez, quien se identificó como un viejo militante del Frente Sandinista, pero asegura no ser orteguita y no estar de acuerdo con los constantes abusos del comandante Daniel Ortega, y quien, a su juicio, se ha convertido en un experto en torpedear a la sociedad civil e irrespetar sus derechos.

Según Jiménez, el presidente Ortega no permite que la sociedad civil se pronuncie en libertad “y ha puesto de moda hacer marchas paralelas a las nuestras, para amedrentarlos y mostrar, según él, su fuerza, pero que en realidad es una fuerza de los trabajadores del estado que son obligados a ir a estas marchas, de lo contrario los corren”, dijo Jiménez, tras asegurar que estarán realizando constantemente estos plantones, por espacios de 30 ó 40 minutos.