•  |
  •  |

Recordando el primer discurso del papa Juan Pablo II, el Obispo de Estelí, monseñor Juan Abelardo Mata, se dirigió a los jóvenes para decirles que “no tengan miedo” para abrir los “confines” de los estados, los sistemas económicos y políticos, “en un año que no se vislumbra fácil”. En su sermón, el prelado también aludió a las personas que “quieren aspirar al poder y estar siempre”.

“Yo sé muchachos que ustedes tienen miedo, sus padres tienen miedo, nuestra sociedad tiene miedo, porque pueden perder algo valioso, el miedo nace de dificultades concretas, pero pasa a ser una auténtica parálisis del corazón cuando se asocia al amor de uno mismo”, expresó Mata, quien cuestionó la publicidad “engañosa” que induce al egocentrismo y al facilismo.

Año difícil
“Ocúpate de tus cosas y vivirás bien y vivirás cien años, parece un gran consejo, pero es un mensaje de un mundo que se ha convertido totalmente en mercado, en el que todo se compra y todo se vende”, dijo el también vicepresidente de la Conferencia Episcopal de Nicaragua, en la homilía celebrada en ocasión del “Día del Niño por Nacer”.

Monseñor Mata expresó que “el amor por uno mismo se convierte en la madre de un gran miedo, de una vida vivida siempre con miedo”, y también recordó otra reflexión del “Santo Papa”, para referirse a la “instrumentalización del hombre”, en un “año que no se vislumbra fácil”.

El pueblo siempre estalla
Por otra parte, el obispo de Granada, monseñor Jorge Solórzano, manifestó que ante un gobierno que cierra los espacios de denuncias, no sabe cuánto más aguantará el pueblo, porque “la historia indica que cuando se cierran los espacios, el pueblo siempre estalla”.

En relación con los jóvenes orteguistas que proclaman la paz en las calles, monseñor Solórzano dijo que “ellos pueden proclamar la paz, pero sólo Dios sabe qué intenciones tienen”.

La homilía en ocasión del “Día del Niño por Nacer”, forma parte de una jornada de la Iglesia para repudiar todo tipo de aborto, en ese sentido se hizo un llamado a los políticos, gobernantes y diputados “que tengan la valentía de defender la vida desde su concepción”.