•  |
  •  |

La Cancillería propuso a su par de Costa Rica realizar la reunión bilateral en la segunda semana de abril con la presencia de México y Guatemala. El encuentro surge tras la resolución de la Corte Internacional de Justicia (CIJ), instancia que mandó a ambos países a coordinar planes de combate al crimen en la zona en disputa.

San José propuso que la reunión se celebrara el 25 de marzo, sin embargo, Managua solicitó que se prorrogue, a fin “de realizar los preparativos necesarios para poder alcanzar acuerdos efectivos”. En la nota firmada por el canciller Samuel Santos y enviada a su homólogo costarricense, René Castro, se propone que el encuentro se realice en Peñas Blancas.

Nicaragua tiene voluntad de cumplir mandato CIJ
Nicaragua “reiteró su voluntad de cumplir plenamente el mandato de la CIJ de poner sus mejores esfuerzos para cooperar en el mejor espíritu de buena vecindad para combatir cualquier actividad criminal que pueda desarrollarse en el territorio disputado”.

La nota fue divulgada un día después que el gobierno nicaragüense protestó ante Costa Rica por la violación a su espacio aéreo en los sectores de Harbour Head, Punta de Castilla y el Delta del Río San Juan.

La CIJ dictó el pasado 8 de marzo medidas provisionales, entre ellas la prohibición a Managua de estacionar militares en la zona en disputa, y rechazó ordenar la suspensión del dragado del Río San Juan.

Las medidas provisionales se dieron a pedido de Costa Rica, tras la demanda que presentó ante la CIJ por supuesta violación a su territorio. En octubre pasado, San José denunció que Managua vertía los sedimentos del dragado del fronterizo Río San Juan en su territorio, y reclamó por la permanencia de soldados nicaragüenses en una zona que ambos países reclaman como suya.

El costo de un diferendo
El área de la controversia está en Isla Portillos, donde, según San José, Nicaragua está dragando un canal que une el cauce del Río San Juan con la laguna Portillos (Harbour Head), que da al Mar Caribe, ambos cuerpos de agua nicaragüenses.

El gobierno asignó 60,209,817 córdobas al Ministerio de Relaciones Exteriores en el proyecto de reforma al Presupuesto General de la República enviado esta semana al Parlamento. Esa partida se utilizará en “los casos de diferendo que Nicaragua enfrenta en organismos internacionales”, se detalla.