•   CARAZO  |
  •  |
  •  |

Una veintena de jóvenes que en horas de la mañana de ayer gritaban por las calles principales de la ciudad de Jinotepe, demandando observación electoral, cédulas y elecciones libres, fueron agredidos por fuerzas orteguistas a vista y paciencia de la Policía Nacional.

Con pancartas y mantas el grupo se enrumbó desde el parque central de este municipio hasta las instalaciones del Consejo Supremo Electoral, pero después de haber caminado tres cuadras su cometido fue impedido por un grupo de simpatizantes orteguistas.

“Nos agredieron, violentando nuestros derechos constitucionales de libertad de expresión y de movilización. Nosotros sólo queríamos expresar nuestro sentir y el de la sociedad civil, ellos nos tiraron morteros a quemarropa, afectando a dos jóvenes que fueron trasladados a un hospital caraceño”, relató Allan Bermúdez, Coordinador de la sociedad civil.

Cinismo de un sociólogo
Por su parte, William Marín, Coordinador de Rejudin, manifestó que fueron interceptados por los simpatizantes del gobierno, “nos  tiraron  morteros y lanzaron piedras”, dijo el representante de la juventud de la sociedad civil.

El sociólogo Mario Cruz, dirigente de la Juventud Sandinista, negó que se haya cercenado el derecho a la libre circulación de los jóvenes opositores al gobierno, y recalcó que los simpatizantes sandinistas desde hace quince días protestan todas las mañanas en las afueras del CSE departamental de Jinotepe, Carazo, por unas elecciones sin injerencia. “No queremos violencia con nadie, cualquiera puede venir a acompañarnos o a poner su demanda ante el CSE”, señaló.