•  |
  •  |

Representantes del Movimiento Autónomo de Mujeres, MAM, denunciaron ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, CIDH, la inactividad del Consejo Supremo Electoral, CSE, ante las pruebas que arrojó una investigación periodística de EL NUEVO DIARIO, la cual demostró la facilidad con que se emiten cédulas de identidad falsas, para jóvenes que serán explotadas sexualmente.

Azahalea Solís, miembro del MAM, y quien presentó el caso ante la sede de la CIDH en Washington, considera que la emisión de estas cédulas implica un “crimen peligrosísimo”, porque es a favor de la trata de personas.

Gobierno lo ve normal
Sin embargo, lo que más cuestiona Solís es el argumentó que presentó el Gobierno de Nicaragua, a través del consejero de la misión permanente de Nicaragua ante la OEA, Iván Lara, quien dijo que “eso es normal en cualquier país donde haya falsificación de documentos”.

“Estamos hablando de un hecho que puede implicar delitos gravísimos, porque la trata de niñas y jóvenes es gravísima y el Estado no está investigando, y la respuesta que da es semejante barbarie”, dijo Solís, quien regresó el domingo por la noche de Washington.