•  |
  •  |

La candidatura a la Vicepresidencia de la República del general en retiro, Moisés Omar Halleslevens Acevedo, aunque jurídicamente es legal, se ve empañada por ser fórmula de Daniel Ortega, cuyas aspiraciones reeleccionistas están prohibidas por el artículo 147 de la Constitución Política.

La jurista María Asunción Moreno, catedrática de Derecho de la Universidad Centroamericana, UCA, considera que la candidatura de Halleslevens está libre de mácula, considerando que su postulación es independiente de la candidatura del actual mandatario nicaragüense.  En consecuencia, señala, si existiese un motivo de impugnación sería contra la candidatura de Ortega y no contra la de Halleslevens.

“El artículo  81 de la Ley Electoral señala claramente que no pueden ser inscritos como candidatos a los cargos de elección quienes no llenen las cualidades o estuvieren impedidos o les fuere prohibido de acuerdo a la Constitución Política y las leyes.  Esa sería una causa de impugnación de la candidatura del presidente Ortega, pero los impedimentos o prohibiciones son personales, no abarca al candidato a la Vicepresidente, en este caso al señor Halleslevens”, explicó Moreno.

Situación comprometida

No obstante, agregó, “el hecho de ir con un candidato (a la Presidencia) que constitucionalmente está inhibido, lo pone (a Halleslevens) en una situación, no ilegal, pero políticamente muy comprometida”.  

Moreno reiteró que el ex jefe del Ejército de Nicaragua no tiene ningún impedimento legal para ser candidato a la Vicepresidencia.

Halleslevens es una persona que cumple con los requisitos para ser candidato, y hay que recordar que las candidaturas son personales y los impedimentos son personales y quien los tiene es su compañero de fórmula, según la Constitución Política”, reitero Moreno.

Uno contamina al otro
El jurista Oscar Castillo difiere de la opinión de María Asunción Moreno, y considera que la candidatura de Halleslevens está “viciada”, el ir en fórmula con el aspirante presidencial que pretende la reelección de manera inconstitucional.

Para Castillo, si Halleslevens fuese el candidato a la Presidencia, no tendría ningún problema, pues, incluso, lo ampara el artículo 94 de la Constitución Política el cual establece que cualquier militar o miembro de la Policía Nacional debe renunciar un año antes al cargo si quiere aspirar a un cargo de elección popular, cualquiera que ésta sea. Siendo así, agregó, Halleslevens no estaría inhibido.

Sin embargo, dijo, no es el caso.  Castillo advirtió que el caso real es que la Constitución Política señala en su artículo 146 y el 147, que la candidatura a la Vicepresidencia es en fórmula con la del Presidente.  

“No es como en otros países que se elige Presidente y Vicepresidente (independiente), si fuese así, el general Halleslevens no está inhibido, pero en el caso nuestro, el Vicepresidente va en fórmula presidencial, no se inscriben por separado… Entonces, Halleslevens, aunque no está inhibido, al ir en fórmula con un candidato ilegal,  su candidatura (a la Vicepresidencia) es ilegal por extensión”, explicó Castillo.