• |
  • |

La vocera de la Coordinadora Civil, CC, Luisa Molina, consideró esta mañana una provocación la contramarcha que están preparando los orteguistas, en reacción a la marcha de la sociedad civil, que se realizará el próximo 2 de abril.

Molina consideró la contramarcha una provocación de parte de los orteguistas, pero aún así espera que ese día, todos los marchistas, sean del bando que sean, “asuman el principio de no violencia”.

“Esperemos que nadie agreda y que nadie ejerza violencia, esperamos responsabilidad de parte de las personas que están convocando”, manifestó Molina en conferencia de prensa, donde también manifestaron su preocupación por “las constantes violaciones a la Constitución Política de parte de los que ostentan el poder político y económico”.

En el posicionamiento leído en la conferencia de prensa, la Coordinadora Civil también destaca que le preocupa el “desinterés manifiesto y la falta de voluntad política de las autoridades del Estado, para garantizar todas las condiciones de seguridad y tranquilidad en el proceso electoral”.

Igualmente manifiestan preocupación porque “los partidos políticos no expresan interés en utilizar los mecanismos institucionales según la Ley 152, Ley de Identificación Ciudadana, para que sea instalada la Comisión de Cedulación, y resuelva el tema de la cedulación como un derecho constitucional integral”.

Llamado a cooperación internacional
En el documento, también se hace un llamado a la cooperación internacional, para que apoye la gestión de la sociedad civil basados en los acuerdos de Accra, y que asuman los principios compartidos de promoción y defensa de la libertad, la democracia y el respeto a los derechos humanos.