• |
  • |

El coronel en retiro y férreo crítico del gobierno del presidente Daniel Ortega, anunció su adhesión a la Alianza Liberal Nicaragüense, ALN, lo que este partido pretende aprovechar para intentar “descifrar” y “combatir” la estrategia del Frente Sandinista de Liberación Nacional, FSLN, que consideran de corte “político-militar”.

“El Frente Sandinista es un partido político-militar que planifica sus estrategias a corto, mediano y largo alcance, y la oposición no ha podido descifrar y combatir esas estrategias, (entonces) con la integración de un militar de carrera como es el coronel Boitano, vamos a articular nuestra experiencia para que los nicaragüenses puedan sentirse garantizados en la defensa del voto”, expresó el candidato a la Presidencia por la ALN, Enrique Quiñónez.

Sin diputación garantizada
Boitano, por su parte, se deshizo en halagos para la ALN, señalando que esta agrupación política es la única que da la oportunidad de ganar las elecciones nacionales de este año y de fortalecer la democracia en el país.

Tanto Quiñónez como Boitano aseguraron que más personas y más fuerzas políticas se sumarán a apoyar a la ALN. Antes lo hizo el también férreo crítico de este Gobierno, Jaime Arellano, aunque ya había estado apoyando al Movimiento Vamos con Eduardo que hoy forma parte de la alianza Partido Liberal Independiente que encabeza Fabio Gadea Mantilla.

Quiñónez, incluso aseveró, que aún no anunciarán la lista de candidatos a diputados, pues quieren dar tiempo a más adhesiones, por lo que negó que Boitano tenga garantizada en este momento una candidatura para diputado.