•   Naciones Unidas  |
  •  |
  •  |
  • EFE

La ONU no ha recibido todavía la notificación oficial por parte del régimen libio de Muamar Kadhafi con la designación del nicaragüense Miguel D'Escoto, expresidente de la Asamblea General, como su representante ante el organismo internacional.

"No hemos recibido ninguna carta de Libia sobre un cambio relacionado con Miguel D'Escoto, así que no contamos con ningún aviso oficial sobre su posible nombramiento", indicó hoy el portavoz de la ONU Farhan Haq, quien aseguró que en el momento en que se reciba esa notificación se estudiarán los "aspectos legales".

Haq anunció hoy que D'Escoto ofrecerá mañana una rueda de prensa en la sede de Naciones Unidas en Nueva York, aunque dijo desconocer el contenido de la misma ni lo que el diplomático nicaragüense anunciará en ella.

Fuentes diplomáticas nicaragüenses informaron de que D'Escoto, quien es sacerdote católico, excanciller nicaragüense y asesor para asuntos de relaciones internacionales del presidente Daniel Ortega, ya se encuentra en Nueva York y confirmaron que el jueves hablará ante la prensa sobre su nueva designación.

Las mismas fuentes explicaron que "la logística de la rueda de prensa" de D'Escoto fue organizada por la Misión de Nicaragua ante la ONU, pero destacaron que el diplomático hablará "en nombre" de Libia.

El Gobierno nicaragüense anunció el martes que Gadafi designó a D'Escoto como su representante ante la ONU y que ese nombramiento se realizó a través de una carta dirigida al secretario general de la ONU, Ban Ki-Moon, por Musa Emhemed Koussa, secretario del Comité Popular de Enlace Exterior y Cooperación Internacional de Libia.

"El Comité Popular General de Enlace Exterior y Cooperación Internacional comunica a vuestra excelencia que la Jamahiria ha decidido nombrar a Miguel D'Escoto Brockmann, exministro del Exterior de Nicaragua, como su representante en las Naciones Unidas y está autorizado para hablar en su nombre ante los órganos del Sistema de Naciones Unidas", asegura la misiva, cuya copia fue divulgada por el Gobierno de Managua.

En la carta, Musa Emhemed Koussa hace referencia a que el 27 de febrero pasado revocaron el nombramiento de Abdurahman Mohamed Shalgam como su representante ante la ONU, y de que el Gobierno estadounidense negó el visado de entrada al país a Ali Abdussalam Treki, designado para ese cargo y expresidente de la Asamblea General del organismo.

La portavoz del Gobierno de Nicaragua y primera dama, Rosario Murillo, afirmó el martes que D'Escoto ha recibido de Ortega "instrucciones precisas de aceptar éste nombramiento y de representar al pueblo y Gobierno de Libia en su lucha por restablecer la paz y defender su legítimo derecho a resolver, sin injerencia externa, sus conflictos nacionales".

"Igualmente, apoyará a los hermanos libios en su batalla diplomática por hacer respetar su soberanía y autodeterminación, actualmente violentadas por las potencias, que una vez más atentan contra la independencia y la paz de los pueblos", agregó Murillo.

D'Escoto fue canciller durante el primer Gobierno sandinista (1979-1990) y presidió la Asamblea General de la ONU de junio de 2008 a septiembre de 2009.