Jorge Eduardo Arellano
  •  |
  •  |
  • END

A última hora el Partido Conservador dijo “no” a la alianza PLC, pues no le fue cedida la co-representación legal dentro de la coalición liberal, de esta manera los verdes deberán competir con sus propios candidatos en al menos el 80 por ciento de municipios y con el mismo porcentaje de fórmulas.

Aun con la negativa del PC, el movimiento “Vamos con Eduardo” comunicó que la familia de este partido sigue teniendo un lugar en la unidad “bajo la casilla uno” y que, respetarán los lugares donde son la primera fuerza electoral.

Sin embargo, la presidenta Azalia Avilés dijo que están conformes con la decisión de ir solos a los comicios municipales y llamó a los partidos a hacer una campaña de altura, pues al final, son parte de las mismas fuerzas democráticas.


“No dividiremos voto”

Avilés niega que con la decisión de no adherirse a la coalición divida más el voto, pues “ahí (en la alianza PLC) hay sólo liberales, mientras que más del treinta por ciento de la población no tiene partido y tiene derecho a otra opción”.

El diputado conservado Javier Vallejo culpó a la lideresa de haber eludido un momento histórico a favor de la democracia y la lucha contra el pacto, pero ella desestima las palabras de sus diputados y les recomienda que mejor vayan a “hacer leyes en beneficio de la población”.

Vallejo señaló que la titular conservadora omitió la disposición del consejo de su partido de aliarse con los liberales, y señaló que la co-representación no debía ser una prioridad cuando el objetivo es reforzar el sistema para ganarle al FSLN.

Al parecer el PC competirá en estas elecciones de araños y pellizcos, pues la presidenta del partido informó que están impulsando la campaña del “Peso Conservador” y el “Bono Conservador”, de esta manera esperan obtener fondos para la campaña que se acerca.

Aunque Avilés no dijo que están en bancarrota para participar en el proceso electoral, que requiere de muchos fondos, asumió que sólo tienen “unos bollitos” y que están dispuestos a recibir cualquier tipo de regalos de la ciudadanía.