•  |
  •  |

Dos grupos armados, uno denominado Fuerzas Armadas de Salvación Nacional, Ejército del Pueblo y otra, Fuerza Democrática Comandante 3-80, rompieron el silencio esta semana desde la muerte de José Gabriel Garmendia para llamar al presidente Daniel Ortega a que deponga su decisión de reelegirse, hecho que según ellos, “pondrá en riesgo la estabilidad y seguridad en el país”.

Las Fuerzas Armadas de Salvación Nacional jefeadas por “Comandante Cobra” advierten que el gobierno de Daniel Ortega, “está creando, lamentablemente” las mismas condiciones que creó en 1980, cuando se irrespetó, confiscó y hasta persiguió  al campesinado y luego éste se alzó en armas”.

Por qué tomaron las armas
En un comunicado del EP, se contrasta con lo que pasa hoy, “cuando se violenta la Constitución, se persigue a quienes no piensan como los que están en el gobierno, los CPC hacen el trabajo de espía que hacían los CDS y trasladan municipios de un departamento a otro sin consultar a sus habitantes”.

También hacen un recuento de las ilegalidades cometidas por el gobierno desde el decretazo de enero de 2010 hasta la ilegal inscripción de Ortega a la Presidencia. “Nosotros estamos en contra de esa ilegalidad, Ortega no puede reelegirse”, expresan.
Mientras, la Fuerza Democrática Comandante 3-80 expresan: “Hemos tomado las armas debido a que este país tiene un gobierno dictador, violador de la Constitución”.

El Ejército de Salvación Nacional expresa su expectativa de que “las cosas se resuelvan de forma pacífica”, pero a la vez, “los partidos políticos de oposición en lugar de consolidarse se han fraccionado haciéndole el juego a Daniel Ortega”, expresa el comunicado.

“No somos delincuentes”
Los de la Fuerza Democrática Comandante 3-80 dejan sentada su identidad cuando afirman: “…No somos bandas de delincuentes, somos comandos armados que luchamos por la libertad, la democracia y la justicia en nuestro país”.

Esta fuerza también se dirige a los CPC y le dicen que los respetarán “siempre y cuando ustedes nos respeten a quienes pensamos diferente”, y llaman a que haya observación nacional e internacional y que ellos como fuerzas alzadas, “no serán obstáculo para que se movilicen en las zonas rurales”.

“Nuestra permanencia en la montaña seguirá creciendo hasta que haya democracia e institucionalidad en Nicaragua”.

No permitirán ascenso de Ortega
En cambio, los de las Fuerzas de Salvación Nacional dicen estar a la expectativa de cómo se vaya comportando el gobierno y advierten que si sigue en camino la candidatura ilegal de Daniel Ortega, “no quedará otra alternativa que actuar”, aunque no explican cómo.

El jefe de este grupo, “Comandante Cobra” recuerda que las fuerzas de Yajob, algunas de las cuales él jefea, “no atacaron al Ejército ni la Policía” porque esa era la orden que nos había dado. “Ahora nosotros aguantaremos en la montaña el tiempo que sea necesario, pero no permitiremos el ascenso al poder de nuevo de Daniel Ortega”.