•  |
  •  |
  • Edición Impresa

La estrella de la Seleçao, Neymar, firmó este domingo su regreso soñado a las canchas al anotar el primer tanto en la victoria 2-0 de Brasil frente a Croacia en el amistoso disputado en Liverpool y que suponía su vuelta después de tres meses de baja por lesión.

El atacante del París Saint-Germain, que no disputaba un juego desde el pasado 25 de febrero, ingresó en el campo tras el descanso en el lugar de Fernandinho, y apenas tardó 23 minutos en volver a marcar, tras deshacerse de varios defensores croatas. Ya en el descuento, el delantero del Liverpool Roberto Firmino puso el 2-0 definitivo.

El golazo de ‘Ney’ fue la mejor noticia para una Seleçao que sufrió para articular su juego ante el firme marcaje del equipo croata, pero que acabó lanzada. En la celebración de su tanto, Neymar corrió a abrazarse con el doctor Rodrigo Lasmar, quien hace justo tres meses le intervenía en Belo Horizont, dando inicio a una recuperación contrarreloj con la vista puesta en el Mundial Rusia-2018, que comienza en menos de dos semanas.

“Volvió por encima de lo normal, muy por encima de mis expectativas. Esperaba menos de él porque es un proceso de retomada”, valoró Tite tras el partido, aunque no quiso adelantar si piensa alinearle como titular para el último test del próximo domingo ante Austria.

Había cumplido su promesa el doctor Lasmar, que aseguró que estaría de regreso en los amistosos, y también el propio Neymar, que dejó todo de lado, se marchó a Brasil e invirtió todas sus fuerzas para llegar en forma a un Mundial que le quita el sueño.

Y su trabajo no tardó en dar frutos. Fue en el minuto 69 cuando el brillante delantero recibió el balón de Coutinho y enfiló el costado izquierdo del área dejando atrás a tres defensores croatas para poner el 1-0 y un claro mensaje: Neymar ha vuelto.