•   Francia  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Francia, uno de los pretendientes a la corona de Rusia-2018, disputará ante Estados Unidos su último encuentro de preparación para el Mundial, esta tarde (1:00), donde todos esperan que Paul Pogba se convierta por fin en el verdadero maestro de orquesta de los Bleus.

Este tercer y último amistoso de preparación se disputa la víspera de la partida de la delegación bleu hacia Moscú, con la intención de viajar con la moral alta tras derrotar a Irlanda (2-0) e Italia (3-1) en las pruebas previas.

Para este duelo contra los estadounidenses, que no se clasificaron para Rusia-2018, se espera que las ondas positivas sigan amplificándose en el equipo dirigido por Didier Deschamps, con un once de arranque que debería parecerse mucho al que saltará a la cancha para enfrentar a Australia el 16 de junio en Kazán, para el debut mundialista de los Bleus.

De hecho, Deschamps suele tirar al campo de juego en el último amistoso antes de grandes citas al once que tiene en mente para el torneo: para la Eurocopa-2016 solo hizo un cambio (ingresó Antoine Griezmann porque no estaba a disposición dado que venía de jugar la final de la Champions con el Atlético Madrid) y para el Mundial-2014 apenas metió dos cambios.
Tras su presentación con altos y bajos en Niza ante los Azzurri (3-1), Pogba gozaría de una segunda oportunidad para volver a su juego y entregar más lucidez al equipo.

“Ayudar a Paul a ser mejor” 

El jugador del Manchester United se encuentra bajo una doble presión. La primera está representada en la alternativa Corentin Tolisso, de gran temporada en el Bayern Múnich. Y la segunda es la autopresión que se mete, al señalar que desea ser “el patrón de la selección de Francia”.

“A veces necesita meterse un poco presión”, explicó Blaise Matuidi este viernes en declaraciones a RTL. “Es lo que ha hecho que evolucione en su carrera. Termina siendo algo positivo para él, porque asume sus responsabilidades. (Pero) Tenemos que estar todos unidos, vamos a ayudar a Paul a ser mejor y él nos va a ayudar a nosotros. Lo principal es el equipo”, añadió el volante.

Giroud antes que Dembélé 

Otro jugador de experiencia amenazado por la joven competencia es Olivier Giroud, quien se juega el puesto frente al veloz Ousmane Dembélé.

Deschamps apostaría a la potencia de Giroud, por su buen juego aéreo, que aportaría alternativas de ataque ante un Estados Unidos que puede parecerse a Australia en tierra rusa.

“En mis últimos diez partidos como titular he anotado diez goles, por lo que estoy en buena racha y espero mantenerla”, afirmó “Oliv” a la AFP el miércoles.

Giroud seguramente va a ser acompañado adelante por el crack Griezmann y el prodigio Kylian Mbappé, mientras que en el fondo la zaga central estaría conformada por Raphaël Varane y Samuel Umtiti, el dúo Real-Barsa.