•   España  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Sin delantero centro fijo desde 2012, España encara el Mundial de Rusia sin titular claro para este puesto al que aspiran Diego Costa, Iago Aspas y Rodrigo Moreno en el partido amistoso que disputará hoy contra Túnez en Krasnodar, y siempre con la posibilidad de jugar sin N.9.

A una semana de empezar la andadura mundialista frente a Portugal el viernes próximo dentro del grupo B, España sigue invicta en 19 partidos con su seleccionador Julen Lopetegui, pese a que, paradójicamente es uno de los pocos favoritos del Mundial sin delantero en punta indiscutible.

Hoy en Krasnodar, el último ensayo ante Túnez debería servir para probar de nuevo el aspecto ofensivo, que dejó que desear el pasado domingo frente a Suiza (1-1).

Lopetegui, que dejó en casa a un posible titular en la persona de Álvaro Morata, asegura no estar preocupado: “Iremos viendo las necesidades del equipo para utilizar a uno u otro”, afirmó, subrayando los diferentes perfiles de sus delanteros que le ofrecen distintas soluciones.

Diego Costa, el guerrero inadaptado

Entre los 23 españoles, el coloso del Atlético de Madrid es el delantero más experimentado, el más batallador y duro para los defensas.

Pero, desde que renunció a la elástica brasileña para ponerse la camiseta española, este jugador más físico que técnico no ha llegado a adaptarse nunca del todo al ‘toque’ hispano, el torbellino de pases que llevó a España al título mundial en 2010.

Tras el empate contra Suiza, Lopetegui rechazó que Costa sea un delantero “demasiado estático” para su equipo y no deja de elogiar su aporte en la lucha y la presión alta, una de las claves del técnico.

En cuanto a Costa, de 29 años, que lleva siete goles en 19 convocatorias, sigue creyendo en sus posibilidades: “Sé que puedo ayudar”, aseguró, añadiendo que “estoy trabajando y va a ser una pelea muy linda para poder estar entre los once. Me siento cómodo, fuerte y estoy contento”.

Aspas, el más ajustado 

Sobre el papel, el delantero del Celta de Vigo es el perfil más adaptado para combinar con los Iniesta, Silva o Isco: bueno a la hora de centrar, preciso técnicamente, capaz de jugar en un costado, cuenta con buenos puntos a favor tras haber acabado como mejor goleador español de la Liga (22 goles).

Pero, a sus 30 años, cuenta con una experiencia internacional limitada: solo nueve convocatorias (4 goles) y el fantasma de haber brillado solo en su club formador de Vigo, sin lograr triunfar en Liverpool ni Sevilla.

“Es un chico absolutamente preparado a nivel técnico y también muy equilibrado al nivel mental”, subraya, no obstante, Lopetegui.

Protegido del seleccionador que lo dirigió con las categorías inferiores de la Roja, el hispano brasileño Rodrigo Moreno, de 27 años, explotó esta temporada en el Valencia con 16 goles, a menudo cruciales. Pero, su convocatoria en perjuicio del experimentado Morata fue criticada en España.

Al igual que en la Eurocopa de 2012, ganada con el centrocampista ofensivo Cesc Fábregas como ‘falso N.9’, España podría jugar sin punta para desorientar a los defensas rivales y poblar el centro del campo.