•   Moscú, Rusia  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Aquiles, un gato blanco y sordo designado como 'pronosticador oficial' del Mundial de fútbol de Rusia-2018, se prepara para su complicada misión en el torneo, que arranca el jueves.

El pulpo Paul consiguió fama internacional con sus aciertos desde su acuario de Oberhausen (Alemania) sobre los encuentros del Mundial de Sudáfrica-2010, eligiendo la comida entre dos cajas.

 Lea: El Mundial-2018, sinónimo de prohibiciones para los rusos

Aquiles deberá pronosticar ahora eligiendo entre dos platos de comida acompañados de las banderas correspondientes.

"Hemos elegido a Aquiles porque es bonito, pero también porque es sordo, como todos los gatos blancos con ojos azules", explica Anna Kassatkina, veterinaria responsable de los gatos que viven en el museo del Hermitage, en San Petersburgo.

 De interés: Messi advierte que Argentina puede ganar a cualquiera

Con motivo del Mundial-2018, Aquiles va a dejar el sótano del Hermitage, donde vive con otras decenas de gatos, que protegen el museo de roedores, y se mudará a un café vecino.

"Durante el campeonato va a vivir aquí para estar en forma. En el café tendrá más libertad de movimientos y podrá recibir a los visitantes", asegura Kassatkina a la AFP.

 Además: Un Mundial 2018 bajo la amenaza del grupo Estado Islámico

Aquiles no es el primer animal que intenta reproducir el éxito del pulpo Paul, que acertó en todas sus predicciones sobre la selección alemana en el Mundial-2010. Incluso acertó la victoria de España sobre Holanda en la final.

Pero otros candidatos como el conejillo de Indias suizo Madame Shiva o la piraña británica Pelé no tuvieron tasas de éxito tan impresionantes como las de Paul.