•   Rusia  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La selección argentina debutará hoy en Rusia-2018 frente a Islandia, con la presión de sentirse favorita y la necesidad de derribar el muro defensivo que los europeos levantarán para contener a Lionel Messi.

El astro del Barcelona, que cumplirá 31 años el próximo 24 de junio, será el principal reclamo de una Albiceleste que arrancará su participación en el torneo ante un rival más débil, un arma de doble filo que Jorge Sampaoli intenta evitar a toda costa. 

No en vano, el técnico albiceleste ha trabajado contrarreloj con su equipo para perfeccionar su juego con balón, cómo superar las líneas de presión rivales y limitar las acciones a pelota parada, la principal fortaleza de sus contrincantes.

El factor Messi 

“La Pulga” disputará en Rusia su cuarto Mundial con un único objetivo: levantar la copa el próximo 15 de julio. 

El delantero del Barcelona se quedó a las puertas del triunfo en Brasil-2014, cuando cayó en la prórroga 0-1 ante su bestia negra, Alemania, que también lo dejó afuera en cuartos de final en 2006 y 2010. 

Sin embargo, Messi “está muy enchufado” y “dando el ejemplo”, según el guardameta argentino Willy Caballero, por lo que todos los rivales estarán preocupados. Empezando por Islandia.

“No tengo ninguna fórmula mágica (para parar a Messi). Todos han intentado pararle siempre y siempre se las ha arreglado para marcar. Es uno de los mejores jugadores del mundo. Todo lo que haremos lo haremos juntos, nos ayudaremos entre nosotros y lo intentaremos hacer como equipo”, comentó el seleccionador islandés Heimir Hallgrímsson en conferencia de prensa.

Al ataque 

Sampaoli, conocedor del estilo de juego islandés, arrancará de inicio con Eduardo Salvio como carrilero diestro, en una demostración de que Argentina buscará llegar a la línea de fondo con los laterales en su intento por conseguir superioridad numérica en tres cuartos de campo.

Con Javier Mascherano y Lucas Biglia en la retaguardia, Messi, Ángel Di María y el sorprendente Maximiliano Meza serán los encargados de dotar de talento y desborde al equipo en ataque, con Sergio Agüero como punta de lanza.

El “Kun” le ha ganado la partida de inicio a Gonzalo Higuaín en el intento de anotar esos goles que le han faltado a Argentina en torneos recientes, sobre todo, en sus tres últimas finales cuando se marchó sin el título y de vacío de Brasil-2014 y de las Copas América 2015 y 2016.

Advertencia 

Enfrente, Argentina tendrá a una Islandia que llegó a Rusia con la ilusión de jugar su primer Mundial, pero sin complejos, nada que perder y con las ideas muy claras. 

El DT Heimir Hallgrímsson confiará en su defensa, en las acciones a balón parado y en el talento de Gylfi Sigurdsson para lanzar los contraataques, las señas de un equipo muy trabajado que está listo para dar mucho de qué hablar en el grupo D, que también comparte con Croacia y Nigeria. 

El encuentro se disputará en el Otkrytie Arena de Moscú y estará arbitrado por el polaco Szymon Marciniak, asistido por sus compatriotas Pawel Sokolonicki, Tomasz Listkiewicz y el colombiano Wilmar Roldán.