•   Rusia  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El talismán de Australia, Tim Cahill, rechazó que piense en colgar los botines y dijo que está enfocado en convertirse en el quinto jugador en anotar goles en cuatro Mundiales, para unirse a luminarias como Pelé y Cristiano Ronaldo.

El veterano delantero de 38 años es el goleador histórico de los ‘Socceroos’ con 50 tantos en 105 partidos con su selección.

Solo Pelé, los alemanes Uwe Seeler y Miroslav Klose y el portugués Cristiano Ronaldo han logrado decir presente en las porterías rivales en cuatro mundiales, y Cahill espera convertirse en el quinto en logarlo.

Este viernes en Sochi, Cristiano Ronaldo se convirtió en el cuarto jugador de la historia en marcar en cuatro Mundiales consecutivos, al anotar de penal el primer gol contra España en su debut en Rusia-2018.

El delantero de Real Madrid, que también anotó el segundo, Portugal poco antes del descanso y el tercero a dos minutos del final con un soberbio tiro libre, apenas cuenta seis goles en sus cuatro Copas del Mundo (2006, 2010, 2014 y 2018).

Cahill primero tiene que esperar que el entrenador de Australia, el holandés Bert van Marwijk, le de ingreso durante los partidos, ya que se espera que comience en el banquillo los tres partidos del grupo C, contra Francia, Perú y Dinamarca.

El delantero es el responsable de casi la mitad de los 11 goles de Australia en Mundiales hasta la fecha pero, a sus 38 años, el tiempo está en su contra, aunque diga que “pasé todo un año preparándome para tres partidos”. 

Subrayó que sus ambiciones personales, y las de Australia, son sorprender a la favorita Francia en Kazán, en su debut en el grupo C. 

“Para mí, estar aquí ahora significa mucho. Entrar al terreno de juego va a ser un paso, marcar sería simplemente increíble. Unirme a (Pelé, Klose y Seeler) no tiene precio”, valoró.

Dulces recuerdos

En Alemania-2006, el entonces atacante del Everton marcó un doblete en la victoria 3-1 sobre Japón, clave para la clasificación de Australia a octavos de final.

4 años más tarde, en Sudáfrica, Cahill anotó contra Serbia en partido de la primera fase. Y en Brasil-2014, atacó de nuevo, anotando un tanto contra Chile y otro frente a Holanda en la primera ronda.

Cahill dejó en diciembre el Melbourne City, donde no tenía suficientes minutos, para unirse al Millwall, de la segunda división inglesa, donde ya había jugado en su primera experiencia europea. Pero en el equipo del sur de Londres tampoco tuvo gran protagonismo, por lo que su presencia en el Mundial quedó entre interrogantes.