•   Rusia  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Croacia y Nigeria, aspirantes a disputarle el primer puesto del grupo D a Argentina o a avanzar a octavos de final como segundos, chocarán hoy en la que podría ser una final para ambos ya en su debut en el Mundial de Rusia-2018.

Los europeos, semifinalistas en Francia-1998,  confían en los volantes Luka Modric, del Real Madrid, e Ivan Rakitic, del Barcelona, para llevar la batuta de una escuadra que ha encandilado con su futbol ofensivo y de posesión. 

Enfrente, los africanos buscarán imponer su mayor físico y pegada, con hombres tan determinantes como Kelechi Iheanacho, Ahmed Musa o Victor Moses.

Nigeria, capaz de perder 1-0 ante la República Checa hace unos días y de derrotar 4-2 a Argentina meses atrás, tratará de romper los pronósticos y dar un primer paso de gigante hacia los octavos de final.

Después de enfrentar a Islandia, las ‘Súper Águilas’ cerrarán la fase de grupos cruzándose con su enemigo íntimo Argentina, con la que se ha atravesado en varias ocasiones en los últimos seis mundiales.

Ya coincidieron en Estados Unidos-1994, Corea del Sur y Japón-2002, Sudáfrica-2010 y Brasil-2014, con un balance inmaculado de cuatro victorias albicelestes.

Croatas ilusionados 

Han pasado 20 años desde que Croacia derrotó en cuartos de final a la favorita Alemania en el Mundial de Francia-1998, liderada por el letal goleador Davor Suker, máximo goleador de dicho torneo, y la actual hinchada balcánica anda ilusionada con un equipo rebosante de talento.

Nigeria, una de la selecciones con mayor potencial que resultados en el futbol africano, cuenta con los mencionados futbolistas de la Premier League y espera al fin obtener una segunda victoria en sus últimos 12 partidos de  Copa del Mundo.

El choque se jugará en Kaliningrado, puesto fronterizo densamente arbolado y ubicado entre Polonia y Lituania en el mar Báltico; un escenario potencialmente arisco para que acudan en masa los aficionados.

Croacia, que se presenta en su quinta Copa del Mundo, cuenta con una gran cantidad de talentos de primer nivel, entre ellos Modric, Rakitic y Mario Mandzukic, el delantero de la Juventus.

La selección balcánica perdió 2-0 ante Brasil en un amistoso previo al torneo, y Nigeria también cayó 2-1 ante Inglaterra en Wembley y frente a la República Checa para desespero de su entrenador, el alemán Gernot Rohr.