•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Hace 4 años en Brasil, un irreverente James Rodríguez y compañía le dieron un baile a Japón que terminó con cuatro goles. ¿Podrá Colombia someter nuevamente a los Samuráis Azules en el debut de ambas selecciones en Rusia-2018?

La respuesta saldrá de los propios botines del 10 cafetero, Bota de Oro en el Mundial-2014, y del recuperado olfato goleador del Tigre Falcao García, ausente en Brasil por una inoportuna lesión.

El 4-1 que recibió Japón en la primera fase, además de marcar su eliminación del torneo, selló una campaña perfecta de Colombia en esa etapa, que incluyó victorias ante Grecia (3-0) y Costa Marfil (2-1).

Tras eliminar a Uruguay en octavos (2-0), el destino quiso que Colombia se viera con Brasil en los cuartos de final y el sueño de los cafeteros terminó en el césped de Fortaleza con una derrota de 2-1.

Una nueva historia 

Los caminos de Colombia y Japón vuelven a cruzarse en una Copa del Mundo. El elenco de José Pekerman, junto con Polonia, cabeza del grupo H, parte con un favoritismo ganado por su proceso clasificatorio y la calidad individual de sus jugadores, aunque japoneses y Senegal, el cuarto en discordia, quieren romper esos pronósticos.

Pese a ese supuesto favoritismo, Pekerman advirtió este lunes en conferencia de prensa, demostrando su conocimiento del rival, que Japón “tiene jóvenes jugadores que han destacado en la liga local y que pueden complementarse bien con los más experimentados como Honda, Hasebe, Nagatomo, Okazaji, Kawaga o Inui, que ha tenido una temporada fantástica en el Eibar español”.

Sin embargo, durante la semana previa al choque las alarmas en la concentración cafetera en Sviyazhsk (35 km al oeste de Kazán) saltaron ante la ausencia de James en dos prácticas por una molestia en el gemelo izquierdo.

El astro del Bayern de Múnich; sin embargo, se recuperó y realizó desde el viernes trabajos a la par de sus compañeros. Este lunes se entrenó con aparente normalidad, aunque Pekerman aseguró que no decidirá su presencia en el once titular hasta horas antes del choque, tras “una última revisión”.

Sobresaltos en la preparación nipona 

Pese al cambio de entrenador de último momento, las ambiciones de Japón permanecen intactas: “Queremos ser ambiciosos desde el principio, ir a por el partido, tomar la iniciativa. Colombia es un equipo muy organizado y ofensivo, circulan el balón muy bien y con un remate excelente. Trataremos de imponer nuestro ritmo y tomar la iniciativa, no ser solo reactivos”, aseguró el seleccionador Akira Nishino que asumió el cargo a mediados de abril tras el cese del franco-bosnio Vahid Halilhozdic.

“Pekerman ha tenido 4 años para prepararse y yo he tenido unas semanas. La diferencia es grande», declaró al respecto en conferencia de prensa. No obstante, avanzó que no piensa plantear un marcaje al hombre sobre James Rodríguez «porque se mueve por toda la cancha; habrá que defender como bloque».

Nishino explicó también que la concentración en Saransk se ha visto perturbada por la “preocupación” de los jugadores por el potente sismo que se registró este lunes en Osaka y por una alarma que saltó en el hotel de concentración durante la madrugada. “Algunos jugadores parecían más cansados” por la mañana, lamentó el DT.