•   Rusia  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El anfitrión Rusia pude convertirse en el primer virtual clasificado a octavos de final de su Mundial, tras su desafío de hoy por la segunda fecha del grupo A, frente a un Egipto bajo presión por su derrota en el estreno ante Uruguay y la eterna duda sobre la presencia de su as Mohamed Salah, lesionado en un hombro.

Los rusos abrieron el torneo el jueves pasado con una goleada electrizante contra los saudíes de Juan Antonio Pizzi (5-0) y quedaron con tres unidades en la cima de la llave, por delante de la Celeste —que se impuso 1-0 a los egipcios— gracias a una mejor diferencia de gol, al cierre de la primera fecha.

Los uruguayos superaron al equipo de Héctor Cúper con un tanto de cabeza del central José María Giménez sobre la hora, en un partido que ‘Mo’ Salah vio desde el banquillo porque su entrenador prefirió no arriesgar su proceso de recuperación en el hombro izquierdo, lastimado desde el 26 de mayo en la final de la Liga de Campeones jugando para Liverpool ante el Real Madrid.

Pero ahora la situación ha cambiado para el crack de los ‘Reds’, porque su equipo no puede dejar escapar más puntos si quiere avanzar a octavos de final, frente a un rival directo en la lucha por los dos cupos que entrega la zona.

Si Rusia gana, quedará virtualmente clasificado y su boleto efectivamente se garantizará con una victoria de Uruguay contra Arabia Saudí, que chocan mañana en Rostov del Don.

Con este panorama, a Cúper no le quedan muchas más opciones para jugar al conservador y deberá arriesgar. Los 44 goles de Salah en su temporada con el Liverpool tienen un peso que los Faraones no pueden dejar escapar el martes en San Petersburgo, después de que sus hinchas esperaran desde 1990 para volver a ver a su selección en un Mundial.

Salah fue declarado 100% en forma para volver a la competición por el médico de la plantilla, algo que también confirmó su agente, aunque periodistas de la AFP observaron el fin de semana a compañeros ayudándole a enfundarse una camiseta, pues tenía molestias para hacerlo solo, por la lesión de su hombro izquierdo.