•   Rusia  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Consciente que le debe su convocatoria al despido a última hora del exentrenador nipón, Keisuke Honda, de 32 años, sabe que juega su último Mundial, para el que se inspira con un viejo video sobre Pelé.

“Siento que esta Copa del Mundo es la última”, dijo la exestrella del AC Milan el viernes en la sede de la selección japonesa en Kazán. 

“Tengo 32 años y un período de cuatro años es mucho tiempo. No puedo decidir ahora (lo que sucederá) en cuatro años, así que estoy poniendo toda mi energía en este Mundial”, explicó el que actualmente está relegado al papel de sustituto en su tercera Copa del Mundo.

Honda entró al campo para jugar los últimos 20 minutos del partido contra Colombia y participó en la primera victoria de un país asiático contra una selección sudamericana en un Mundial. 

El jugador de Pachuca, club de la Liga mexicana, confía en su experiencia para ayudar a sus compañeros superar el domingo en Ekaterimburgo el obstáculo de Senegal, con el que los Samuráis Azules comparten el primer lugar del Grupo H. 

“Soy un jugador experimentado, tengo confianza y sé lo que tenemos que hacer en el próximo partido contra Senegal”, aseguró el jugador, que ha conseguido 36 goles en 96 partidos con Japón. 

“E incluso si perdemos contra Senegal, sé cómo evitar la presión y prepararme para Polonia (el próximo partido)”. 

A pesar de sus siete goles durante la fase de clasificación de Japón, Honda no tenía esperanzas de ir a Rusia-2018, estaba en una situación delicada con su exentrenador, Vahid Halilhodzic, que agarró las riendas de la selección en 2015. 

Pero el despido del técnico franco-bosnio en abril le dio la posibilidad a Honda de participar en su tercera Copa del Mundo. 

“No me arrepiento (del cambio de entrenador)”, reconoció el versátil delantero japonés en un documental emitido a mediados de mayo en Japón.

Los primeros partidos de preparación de Japón después de que el entrenador nipón Akira Nishino se hiciera cargo del equipo no fueron brillantes y terminaron con dos derrotas contra Ghana y Suiza. 

Pero la última victoria 4-2 contra Paraguay le dio tranquilidad a Japón antes del comienzo del torneo en Rusia. 

Lanzados por su victoria contra Colombia, los japoneses pueden pasar primeros de su grupo y Honda vivir sus sueños de juventud. 

“Mi objetivo era (ganar) la Copa del Mundo cuando era niño porque mi padre me mostró un video de Pelé en el Mundial”, reconoció el delantero rubio en Kazán.